Nuestra selección

En esta entrada hemos elegido la mejor Selagem da eco cosméticos del mercado. En la cosmética eco, en contraste a la cosmética natural, los elementos naturales que encontremos en su INCI provienen de la agricultura ecológica, donde no se han usado plaguicidas. Si bien las diferentes empresas de certificación tienen sus demandas, sí existen algunas peculiaridades comunes que todas ellas valoran: No contienen nanopartículas, OMG (organismos modificados genéticamente) ni ingredientes irradiados; El porcentaje de ingredientes que proviene de agricultura ecológica; No contienen colorantes ni perfumes artificiales ni sustancias derivadas del petróleo; No están probados en animales.

Mejor opción

lavera Perfilador ojos soft -Grey 03- vegano - cosméticos naturales 100% certificados - maquillaje - 1 gr

lavera Perfilador ojos soft -Grey 03- vegano - cosméticos naturales 100% certificados - maquillaje - 1 gr

lavera Perfilador ojos soft -Grey 03- vegano - cosméticos naturales 100% certificados - maquillaje - 1 gr

Artículos recientes

Selagem da eco cosméticos dentro de los cosméticos bio, eco, orgánico y natural

Lo que por ahora queda claro es que el uso de distintas designaciones pueden confundir mucho más a los usuarios. De ahí que muchas empresas aprovechen para sacar partido de estas etiquetas en el planeta de la cosmética. Asimismo es cierto que en el campo del precaución del cuerpo y la piel los términos “natural” y “ecológico” no están protegidos por ley como pasa con el término “ecológico” en otras áreas como alimentación, que están sostienes a una reglamentación europea. En caso del término orgánico, este no es mucho más que una consecuencia del inglés. En la agricultura ecológica se habla de organic farming, y de ahí se ha adoptado la palabra orgánico para definir lo que es ecológico. Eso sucede sobre todo en América latina, donde se llama cosmética orgánica a la que en Europa se llama ecológica. Aquí se usa poco, pero si alguien lo utiliza, significa lo mismo.

Cabe aclarar que estas reglas normalmente no las desarrollan las certificadoras, sino más bien asociaciones u otras partes interesadas que ayudan con las certificadoras que, finalmente son las responsables de revisar el cumplimiento de esa regla y de autorizar, o no, a las compañías a que utilicen los indicativos de la misma. Este es el caso de BioVidaSana, NATRUE, Cosmos y otras normas. Por ende una de las maneras mucho más fiables en el momento de elegir estos productos consiste en mirar su certificación. Tenemos claro que ecológico (eco), biológico (bio) y orgánico, a efectos prácticos, son lo mismo. La diferencia se encuentra en el término natural. Evidentemente, un cosmético ecológico siempre y en todo momento será natural, pero no todos los productos naturales serán ecológicos. Muchos fabricantes usan pequeñas proporciones de elementos naturales para poder usar ese término pero no cualifican ni certifican para lograr decir que son ecológicos.

Cosmética orgánica, bio, eco. Estas diferentes designaciones nos pueden confundir en el momento de elegir un producto, pero teóricamente su base es exactamente la misma. Los tres términos orgánico, “bio” o biológico y “eco” o ecológico son sinónimos, y se pueden emplear indiferentemente desde el punto de vista de la certificación, si bien en los diccionarios encontremos matices que los diferencian. No hay una regulación pública que delimite precisamente cuándo se puede conversar de cosmética ecológica o cosmética natural. Pero sí hay normativas privadas que ordenan esta clase de artículos y que fueron desarrolladas por entidades especializadas en el campo. En la mayoría de los casos en esas regulaciones privadas hay una base común, una serie de criterios que, más o menos , todos y cada uno de los productores cumplen, así sea de porcentajes o del tipo de ingredientes que se admiten o se rechazan en cada categoría, “pero en realidad no hay un criterio cien % homogéneo”, aclara Montse Escútia, organizadora del proyecto Ecoestética de la Asociación Vida Sana.

La Selagem da eco cosméticos recomendada en esta página tienen probada valía en el mercado tanto por sus características físicas como económicas.

Selagem da eco cosméticos y cómo saber qué tipo de cosmético estoy comprando

Un aspecto a tener en cuenta es que hoy en día la cosmética es un sector bastante más complicado para garantizar que, por ejemplo, la alimentación. De esta manera, el Reglamento Europeo que regula los elementos ecológicos solo se aplica a la alimentación , es decir no deja garantizar un mineral (aunque en el nuevo reglamento que está en preparación la sal va a ser el primer mineral que se va a poder certificar como ecológico).

Es imposible que un consumidor conozca los cientos de elementos que se emplean en ese género de cosmética. Lo idóneo es buscar productos certificados por empresas de reconocido prestigio. Otra opción es comprar en tiendas de confianza, donde conoces al productor y te puedes fiar de su método para aconsejarte.

La única forma de poder fiarse sin ser un especialista en cosmética y sin saber a los desarrolladores del producto –y, en consecuencia , sin saber exactamente cómo lo fabrica y qué elementos utiliza –, es comprando artículos certificados con sellos reconocidos.

En la norma BioVidaSana hay tres categorías. I: artículos ecológicos que poseen más de un 90 % de elementos ecológicos; II: productos naturales que tienen entre un 89% y un 15% de elementos ecológicos (el porcentaje ecológico debe indicarse en la etiqueta); III: los productos con menos de un 15 % de ingredientes ecológicos.

Además de estos Selagem da eco cosméticos, este sitio web dispone de otros productos relacionados con el mundo cosmética bio. Seguro que serán de tu interés.