Nuestra selección

En esta entrada hemos elegido la mejor Ropa ecológica y vegana del mercado. La Moda Eco y Sostenible se compromete en aminorar al máximo el impacto a lo largo del desarrollo, aparte de garantizar condiciones de trabajo dignas para todas las personas involucradas en el proceso.

Mejor opción

Flopp - Detergente Ecológico en Cápsulas para la Ropa, Estuche 70 Cápsulas | Detergente Eco para Lavadoras Ropa Blanca y Color. Detergente Lavadora, Limpia sin ensuciar el Planeta.

  • FLOPP Ropa ECO forma parte de los detergentes ecológicos para lavadoras. Es un detergente ecológico envasado en film hidrosoluble y certificado con la etiqueta ecológica ECOLABEL (ES-CAT/006/003), pionero en el mercado.
  • Cuenta con un envase 100% biodegradable y compostable, procedente de fuentes renovables y que cumple la Norma UNE-EN 14806.
  • FLOPP Ropa ECO es uno de los detergentes ecológicos para lavadoras que ofrece MÁXIMO PODER de ECO-LIMPIEZA: Eficacia probada. Detergente líquido concentrado.100% disolución total.Dosificación más fácil y cómoda. Máximo respeto por el medio ambiente.
  • Todas las cápsulas de Careli contienen BITREX (oficialmente considerada “la sustancia más amarga del mundo”) para ofrecer máxima protección a los más pequeños y evitar ingestiones.
Mejor relación calidad precio

BioBel Jabón Bebes Eco - 5000 ml

  • Certificado por Ecocert Greenlife f32600
  • Recomendado por pediatras y dermatólogos para lavar la ropa que está en contacto con la piel de los bebés y adultos con pieles sensibles, atópicas y/o con problemas dérmicos
  • Enriquecido con extracto de aloe vera y glicerina, respetando y protegiendo así todavía más la piel
  • No contiene: fosfatos, enzimas, perfume sintético, colorante, blanqueante óptico, ni ningún elemento de procedencia petroquímica ni animal.

BioBel Detergente Liquido Eco - 1500 ml

  • Certificado por Ecocert Greenlife f32600
  • Para lavadora y todo tipo de ropa con aceite esencial de lavanda
  • No contiene: fosfatos, enzimas, perfume sintético, colorante, blanqueante óptico, ni ningún elemento de procedencia petroquímica ni animal.

Instituto Español Desodorante - Nature Mother Earth Apto para veganos, 75 ml

  • 99% Ingredientes de Origen Natural
  • Apto para Veganos
  • 48h de Protección y Nutrición
  • Sello Cosmos Natura de Ecocert

Wave Washing – Classic Box – El detergente en hojas – 32 lavados – Ecológico – Biodegradable

  • Exclusiva Amazon
  • Detergente ecológico para lavadora, eficaz, fácil de usar y ahorra espacio.
  • Para lavar a máquina y a mano, 100% soluble, también en agua fría.
  • Preencogida y dosificable, ½ hoja por 5 kg de lavado, para una ropa realmente "a medida".

Flopp - Detergente Ecológico en Cápsulas para la Ropa, Estuche 70 Cápsulas | Detergente Eco para Lavadoras Ropa Blanca y Color. Detergente Lavadora, Limpia sin ensuciar el Planeta.

Flopp - Detergente Ecológico en Cápsulas para la Ropa, Estuche 70 Cápsulas | Detergente Eco para Lavadoras Ropa Blanca y Color. Detergente Lavadora, Limpia sin ensuciar el Planeta.

BioBel Jabón Bebes Eco - 5000 ml

BioBel Jabón Bebes Eco - 5000 ml

BioBel Detergente Liquido Eco - 1500 ml

BioBel Detergente Liquido Eco - 1500 ml

Instituto Español Desodorante - Nature Mother Earth Apto para veganos, 75 ml

Instituto Español Desodorante - Nature Mother Earth Apto para veganos, 75 ml

Wave Washing – Classic Box – El detergente en hojas – 32 lavados – Ecológico – Biodegradable

Wave Washing – Classic Box – El detergente en hojas – 32 lavados – Ecológico – Biodegradable

Artículos recientes

Ropa ecológica y vegana. Moda ética, sostenible y de comercio justo

Es especialmente significativo el compromiso del sector de la moda sostenible con la disminución de las emisiones de carbono en tanto que la ropa ecológica se genera planeando y dejando al mínimo las emisiones de este gas y de otros favorecedores del efecto invernadero. Cada vez que se fabrica una parte de ropa se invierten elementos naturales y humanos. La Moda Eco y Sostenible se compromete en reducir al máximo el impacto durante el desarrollo, aparte de asegurar condiciones de trabajo dignas para todas y cada una de las personas involucradas en el proceso.

La Moda ecológica y de Comercio Justo no es cara. Los fabricantes trabajan para fabricar artículos de primera calidad que hacen que las prendas duren mucho más , conservando su diseño y las posibilidades de los materiales. Se buscan asimismo los más destacados diseños y una escala de costes para acercar la Moda ecológica a todos los bolsillos. La utilización de elementos reciclados (PET reciclado, algodón reciclado…) para crear nuevos tejidos deja utilizar menos recursos en la fabricación. Se impide la producción de nueva materia prima, y además de esto, los tejidos son reciclados por colores, eludiendo también el tinte posterior de las piezas. Estos elementos además de esto, son reciclables de nuevo, por lo que el ciclo se cierra formando de esta forma una Economía Circular. Entérate dónde te queda el punto de recolección de ropa más cercano, y dale una segunda vida a tu ropa.

La ropa ecológica, también llamada «moda ética«, «moda sostenible» o «slow fashion» es una ola creciente en la industria de la moda que intenta conformar un movimiento popular alternativo que procure concienciar sobre el terrible efecto de la industria textil actual sobre el medio ambiente y las precarias condiciones de trabajo en las que se produce la mayoría de la ropa que podemos encontrar en las grandes , y conocidas por todos, cadenas de ropa: «The green is the new black». La moda ecológica es la que que se produce considerando el impacto popular y ambiental que tiene su producción. En la ropa ecológica, los tejidos se obtienen de un cultivo responsable a lo largo del ciclo de vida de estos. Teniendo en especial en cuenta que de cara al desarrollo de las prendas orgánicas los productos que se empleen no sean tóxicos, que el ciclo de producción sea respetuoso con las tierras de cultivo y que el factor trabajo que se utiliza tenga unas condiciones, derechos laborales y unos salarios dignos.

La Moda Ecológica es aquella que tiene el menor efecto posible a lo largo de todo el proceso de fabricación de los artículos. Consideremos que esto puede conseguirse usando materiales orgánicos como el algodón orgánico, el tencel, tintes ecológicos… garantizando así su producción sostenible con certificados (GOTS). Este género de cultivo de la materia prima usa menos agua en su producción aparte de eludir el uso de pesticidas. Otra forma de achicar la huella ecológica es la utilización de materiales reciclados, esta opción permite una reducción considerable de empleo de recursos, aparte de evitar desechos. El deber de las marcas que han decidido manufacturar fuera de la Unión Europea de una forma distinta al que se ha utilizado hasta la actualidad , está haciendo viable desarrollar proyectos con perspectiva social y comunitaria. Dan apoyo a proyectos de desarrollo y también integración en lo social en los territorios donde producen. Visitan comprometidamente las fábricas donde producen éticamente y tiene una relación a largo plazo con sus productores y fabricantes. Algunas fabricantes de todo el mundo tienen sus fundaciones y proyectos de desarrollo para ofrecer soporte a las comunidades.

La Ropa ecológica y vegana recomendada en esta página tienen probada valía en el mercado tanto por sus características físicas como económicas.

Ropa ecológica y vegana. Origen de la moda sostenible

De acuerdo a la mayoría de las fuentes, fue en los años 50 en los que, con el advenimiento del denominado «estado del bienestar», en el momento en que el auge del consumo convirtió pasear e ir de compras en los grandes centros comerciales en un pasatiempo. Este apogeo del consumo estableció una economía basada en la fabricación en masa. En los posteriores años llegaría la súbita aparición de centros comerciales, tiendas outlet y ventas estacionales que promovían e promovían un consumo poco responsable. La moda, el tercer mayor contaminador de la industria del mundo, fué mucho más lenta que otros ámbitos para abordar sus impactos ambientales. Además, la inminente crisis climática deja al planeta viendo a este monstruo de un sector que debe de realizar cambios significativos. El desastre de Rana Plaza en 2013 en Bangladesh llamó la atención extendida sobre los riesgos de la moda rápida, causando que muchos se separen de las fabricantes que perpetúan esta tendencia. Y en este momento los minoristas se ven forzados a realizar un tira y afloja entre alentar el crecimiento económico y la preservación ecológica.

La moda ecológica y sostenible está en apogeo como podemos inferir de su reciente llegada a las pasarelas más populares del sector de la moda. En general hay cada vez una conciencia ecológica mayor y cada vez son más voces las que reclaman una moda sostenible basada en principios de tipo ético. Este movimiento asimismo tuvo su reflejo entre las jóvenes celebridades del cine como Anne Hathaway o Emma Watson. Hasta la revolución industrial de finales del siglo XVIII no hubo ningún conflicto entre moda y medio ambiente, previamente las preocupaciones por la vestimenta estaban reservadas a unas pocas personas con el poder de compra necesario. Pero a fines del Siglo diecinueve, con la llegada de la producción a mayor escala, brotaron las grandes fabricas, los primeros grandes almacenes y con éstos los conflictos ecológicos y sociales. Como en prácticamente todos los ámbitos de la industria de aquel tiempo las condiciones de trabajo erán totalmente precarias con lo que se sucedían capítulos como el incendio en la factoría Triangle Shirtwaist que dio origen al día de la mujer.

En los últimos 5 años, el Acuerdo de París de 2015 y la Cumbre de Economías Avanzadas G7 de 2019 ponen de relieve la necesidad en todo el mundo de ayudar en la mitigación de la crisis del clima. La Carta para la Acción Climática entregada en 2018 puso de evidencia que los modelos de comercio y la tecnología existentes se demuestran inadecuados para conseguir las reducciones climáticas primordiales para 2030 (Black, 2019). Esto estimula un imperativo urgente de actuación, que va más allá de la reducción, para ser acelerado y avanzado en todos los campos industriales. A fines del Siglo Veinte una gran parte de la producción de ropa se subcontrató a países en los que las condiciones laborales eran precarias, sin salario mínimo, ni mínimo de edad para trabajar en muchos casos , con el fin de ahorrar costes y aumentar la rentabilidad. Pero las escandalosas condiciones de producción que poco a poco se iban sabiendo , unidas a algunos accidentes como el del edificio Rana plaza que saltaron a las primeras páginas de los medios de comunicación afectaron a una parte de la sociedad que ya comenzaba a tener una mentalidad y una cultura más ecológica y sostenible y demandaba (y continuamos demandando) modificaciones en los procesos de producción de la industria textil.

Además de la Ropa ecológica y vegana, este sitio web dispone de otros productos relacionados con el mundo de la ropa ecológica. Seguro que serán de tu interés.