¿Alguna vez te has preguntado de dónde vienen tus joyas? ¿De dónde viene el oro y cómo se extrae? ¿Cómo se extraen los diamantes de la tierra y cómo se venden? ¿Cómo afecta la recolección de perlas al medio ambiente? Desafortunadamente, la industria de la joyería tiene una historia larga y fea de destrucción ambiental, abusos de los derechos humanos y problemas de comercio justo. En general, no hay nada ecológico en ello.

Por eso es tan importante entender que puedes hacer una gran diferencia en el mundo apoyando a las empresas que venden joyas ecológicas, fabricadas con métodos social y ambientalmente responsables. Cada vez más joyerías están descubriendo que sí, pueden ganar dinero vendiendo collares, aretes y anillos de boda ecológicos. Se dan cuenta de que cada vez más personas apoyan negocios ecológicos: están poniendo su dinero donde están sus ideales.

Metales preciosos

La industria de la minería del oro tiene un historial pobre en lo que respecta a las prácticas laborales, los estándares de seguridad y el respeto por los pueblos indígenas, además de la destrucción del medio ambiente. Se necesita una tremenda fuerza destructiva para destrozar la tierra y extraer los metales preciosos y las piedras preciosas que se encuentran debajo. La minería aurífera es particularmente dañina por el uso de mercurio y cianuro en el proceso de extracción del oro, que contaminan las fuentes de agua subterránea y destruyen la salud de los mineros, los habitantes de las comunidades cercanas y la fauna local.

Al elegir comprar joyas hechas con oro ecológico, puede ayudar a reducir el daño ambiental y social causado por la extracción de oro convencional. Una de las formas más prácticas de hacerlo es seleccionar joyas hechas de oro reciclado. Simplemente comprando oro reciclado que ya ha sido extraído, reduce el impacto destructivo de tales prácticas al eliminar su respaldo financiero.

Diamantes libres de conflicto

Los diamantes en conflicto, también conocidos como «diamantes de sangre», se llaman así porque su venta financia guerras devastadoras y violencia en África. Son responsables de la pérdida directa de millones de vidas. Además de la pérdida de vidas, los diamantes de sangre están vinculados a abusos contra los derechos humanos, como la explotación laboral y la violencia. Peor aún, se explotan con métodos que causan enormes daños al medio ambiente. Las joyas ecológicas nunca pueden fabricarse con diamantes en conflicto.

Es difícil encontrar diamantes libres de conflicto porque es difícil garantizar que se extraen de forma ambiental y socialmente responsable. Sin embargo, hay fuentes, como en Canadá, donde los diamantes ecológicos se extraen bajo estrictas regulaciones ambientales y libres de problemas de abuso y violencia contra los derechos humanos.

Cuentas ecológicas

A la producción de perlas convencionales no le va mucho mejor que a la de diamantes u oro cuando se trata de daños ecológicos. Muchas de las técnicas actuales empleadas en las granjas de perlas dan como resultado estragos ambientales, agotamiento de especies y destrucción del ecosistema a través del uso de mangueras de alta potencia para limpiar las ostras. También es común cultivar perlas utilizando huesos de mejillones, lo que agota las poblaciones de mejillones nativos.

El daño ambiental se reduce o elimina mediante el uso de técnicas de cultivo de perlas respetuosas con el medio ambiente. Las granjas de perlas de Kamoka en Tahití, por ejemplo, limpian sus perlas de forma natural utilizando diferentes especies de peces tropicales autóctonos. El uso de métodos naturales como este es rentable y económico. También ayuda a proteger el medio ambiente fomentando el apoyo a las poblaciones de peces nativos.

Fuente: EzineArticles – Categoría: Artículos sobre ecologia – Sitio web: Comprar Productos Naturales

¿[email protected] en curar el reflujo acido rápida y naturalmente sin fármacos ni cirugía?

No más acidez
Clic aquí para saber más