En un mundo donde un individuo puede poseer hasta cincuenta pares de zapatos, la industria del calzado ha comenzado a ver la necesidad de prácticas respetuosas con el medio ambiente. Los fabricantes de calzado están mejorando sus métodos de producción para reducir el tamaño de la huella de carbono que dejan atrás. Sin embargo, reconociendo que el ensamblaje ecológico no es suficiente, la industria ha incorporado materiales reciclados y biodegradables en su producción de calzado ecológico.

Fabricación de calzado ecológico

A fines del siglo XIX, cuando surgieron fábricas en los Estados Unidos, la fabricación nacional de calzado experimentó un auge. Debido a las prácticas económicas de producción en el extranjero en los últimos años, los fabricantes de calzado se han ido en gran medida de los Estados Unidos. Sin embargo, la creación de zapatos verdes trae de regreso al país parte de esta actividad.

Menos energía, más beneficios

¡Los fabricantes de calzado pueden ahorrar dinero si se vuelven ecológicos! Las siguientes prácticas de producción se están volviendo cada vez más populares en la fabricación debido a su capacidad para reducir costos:

– La energía eólica

– Energía solar

– Conversión de residuos en energía

– Máquinas energéticamente eficientes

Materiales respetuosos con el medio ambiente

El uso de textiles ecológicos y materiales posconsumo en la fabricación de calzado ecológico ya ha tenido un impacto significativo en la reducción de los efectos negativos de la industria sobre la Tierra. Desde finales de 1800, Daniel Green Company, con sede en St. Louis, ha sido un zapatero estadounidense que ha seguido el ritmo de los tiempos verdes. Sus zapatillas de mujer Callie y Kenzie están fabricadas con lana 100% reciclada, próximamente se esperan estilos más ecológicos, se ha reducido el consumo energético y el desperdicio de material en sus procesos de fabricación.

Textiles verdes:

– Lana reciclada

– Poliéster reciclado

– Tereftalato de polietileno (PET)

– Algodon organico

– Bambú

– Cáñamo

Textiles reciclados

Hacer un zapato completamente con materiales reciclados no es nada nuevo. En 2008, Nike lanzó su Trash Talk, la primera zapatilla de baloncesto de la marca hecha completamente con desechos de fabricación.

Dado que la fábrica textil promedio consume alrededor de 35 millones de kilovatios de electricidad por hora, es fácil ver el beneficio de reutilizar los materiales producidos originalmente. Algunos fabricantes de zapatos ecológicos se han saltado por completo los textiles y han utilizado botellas de plástico o neumáticos viejos como componentes principales en la producción de sus zapatos.

Otras prácticas ecoamigables en la industria del calzado: agilización de procesos, empaques ecoamigables y donaciones de excedentes

Operar como una empresa de calzado exitosa puede simplemente dañar el medio ambiente, pero los fabricantes de hoy tienen una opción y el éxito económico no tiene por qué ser a expensas del planeta.

Las empresas de calzado ambientalmente responsables aplican la iniciativa verde a todos los aspectos de su negocio mediante la implementación de políticas corporativas sostenibles y métodos de embalaje respetuosos con el medio ambiente. Las cajas están hechas con materiales reciclados y los catálogos están impresos en papel post-consumo con tinta de soya. Cada vez son más las empresas que optan por eliminar los residuos donando calzado excedente y obsoleto a organizaciones de todo el mundo.

Fuente: EzineArticles – Categoría: Artículos sobre ecologia – Sitio web: Comprar Productos Naturales

Unos centímetros más de altura siempre vienen bien…

Ganar estatura

Clic aquí para saber más