Nuestra selección

En esta entrada hemos elegido la mejor La buena alimentación vegana del mercado. Cada vez es mucho más evidente que el consumo de animales es la primordial causa de varios de los problemas mundiales. Puesto que la alimentación vegetal supone una solución concreta para solucionar estas cuestiones, el estilo de vida y una nutrición sin artículos de procedencia animal están tomando impulso velozmente. Una dieta vegetal salva a los animales de una vida de padecimiento, reduce la huella ecológica a nivel individual y contribuye a un planeta mucho más justo. Al tiempo, llevar una nutrición a partir de vegetales asimismo puede ayudar a una dieta mucho más variada y saludable.

Mejor opción

Fast food saludable: Disfruta de la comida sin remordimientos

Mejor relación calidad precio

Deliciously Ella. Mi libro de cocina vegana (Salamandra fun&food)

En boca de todos

Vive vegano. Una guía sobre ética animal y alimentación vegetal (Cocina natural)

Vegetarianos con ciencia (Cocina y nutrición)

Fast food saludable: Disfruta de la comida sin remordimientos

Fast food saludable: Disfruta de la comida sin remordimientos

Deliciously Ella. Mi libro de cocina vegana (Salamandra fun&food)

Deliciously Ella. Mi libro de cocina vegana (Salamandra fun&food)

En boca de todos

En boca de todos

Vive vegano. Una guía sobre ética animal y alimentación vegetal (Cocina natural)

Vive vegano. Una guía sobre ética animal y alimentación vegetal (Cocina natural)

Vegetarianos con ciencia (Cocina y nutrición)

Vegetarianos con ciencia (Cocina y nutrición)

Artículos recientes

La buena alimentación vegana, no a los productos de origen animal

Con independencia del estilo de nutrición, ya sea vegetariano, vegano o no, una buena planificación es esencial para evitar las deficiencias nutricionales. Una nutrición vegana perfecta se garantiza al llevar una dieta equilibrada y variada sin perder de vista los nutrientes fundamentales. Además, los nutricionistas recomiendan hacerse un análisis de sangre cada uno o dos años.

Para bastantes, el veganismo no solo es cuestión de alimentación, sino que se aplica a todos y cada uno de los aspectos de la vida. Un estilo de vida vegano incluye, por poner un ejemplo, evitar la ropa que contenga productos de procedencia animal como el cuero, la lana o la piel, y productos cosméticos con artículos de origen animal como miel o lanolina o que hayan sido experimentados en animales. Por suerte, la variedad de ropa vegana y cosméticos sin artículos animales asimismo está creciendo y cada vez hay mayor disponibilidad. Los veganos también intentan eludir cualquier forma de explotación o crueldad animal para divertirse como las visitas a los zoos o los circos.

El consumo alto de artículos animales es una de las primordiales causas de las patologías más habituales relacionadas con el estilo de vida como la obesidad, la diabetes y las anomalías de la salud cardiovasculares. Una alimentación vegetal variada y balanceada puede contribuir a achicar el riesgo de desarrollar estas anomalías de la salud. En un informe sobre estas cuestiones, la Academia de Nutrición y Dietética asegura que una alimentación vegana bien planificada (así como vegetariana) es correcta en cualquier etapa de la vida, así sea a lo largo del embarazo, la niñez, la niñez y la adolescencia.

Lo recomendado en esta página de La buena alimentación vegana tiene probada valía en el mercado tanto por sus características físicas como económicas.

Alimentación sostenible, una alimentación equilibrada y protegiendo los recursos naturales

La industria pesquera debe decantarse por métodos que protejan los ecosistemas del mar y favorezcan el empleo a enorme escala, como la pesca artesanal de bajo efecto. Para esto, los gobiernos tienen que impulsar políticas que aseguren el derecho de estos pescadores y sus comunidades a contemplar sus pretensiones alimenticias básicas. Cada vez son mucho más los países que, como Alemania, Brasil o Suecia, tienen dentro la sostenibilidad alimentaria en sus políticas alimentarias y guías educativas para el consumidor, tal y como recomienda la FAO. Estos son, según dicha institución, algunos de los beneficios de una dieta sostenible: Actúa contra el cambio climático; Resguarda los bosques; Mejora la salud y ayuda a la seguridad alimenticia; Favorece la supervivencia de especies amenazadas; Preserva los elementos hídricos.

La agricultura ecológica es una producción agrícola sostenible pues protege el medio ambiente y respeta las reglas de protección a los animales. El principal objetivo de la agricultura ecológica es producir alimentos que tengan un prominente valor nutritivo y que sean saludables sin comprometer la aptitud de la naturaleza. Específicamente, esto quiere decir que el agricultor ecológico como la elaboración ecológica del producto renuncian a varios medios tolerados y comercializados en los sectores convencionales para el beneficio de la economía, como por servirnos de un ejemplo la utilización de pesticidas. Las primordiales ventajas de esta agricultura sostenible en relación a los conceptos convencionales de la economía son estas: (1) No usa productos químicos para la remediación y/o prevención de enfermedades en las plantaciones; (2) Respeta la legislación de protección para el trato y manejo de los animales; (3) Los suelos, las plantas y los animales pertenecen a la cadena de vida ecológica; (4) Está totalmente prohibida la aplicación de organismos de ingeniera genética; (5) Están prohibidos los saborizantes, los colorantes y los aromas artificiales, como por poner un ejemplo los antibióticos como aditivo alimenticio y toda clase de sustancias químicas que influyan en el crecimiento del animal.

En el mercado existen muchos artículos que engloban todos los grupos alimentarios con la certificación de agricultura sostenible. De esta manera, se pueden encontrar desde verduras y frutas hasta bebidas no alcohólicas y alcohólicas, embutidos, carnes, quesos, leche y sus derivados o dulces y alimentos precocinados y congelados. La agricultura ecológica es una manera de cultivo responsable capaz de producir alimento bastante para toda la población reduciendo los daños medioambientales. Esta actividad se puede compaginar con una ganadería más sostenible, donde los animales se críen de forma respetuosa y sin sufrimiento. Aun de esta forma, para lograr la sostenibilidad alimenticia es fundamental que reduzcamos el consumo de carne y el desperdicio de alimentos.

Visita la página de alimentación sostenible para conocer los productos recomendados.

La alimentación orgánica tiene el menor coste ambiental y sanitario posible

La meta de la producción ecológica tanto agricultora como ganadera es generar alimentos por medio de técnicas que implican el menor impacto ambiental y sanitario viable. Esto significa que la producción rechaza el empleo de tóxicos, capacidad el uso de variedades locales acatando las estaciones, tiende a reducir la dependencia del petróleo y aboga por la estabilidad natural. Los alimentos orgánicos, tanto naturales como elaborados, son saludables, con ausencia de tóxicos y su generación se realiza siempre con la preocupación de proteger la salud de los usuarios y el medio ambiente.

Los alimentos obtenidos desde las técnicas orgánicas (frutas, verduras, lácteos, café, carne, etcétera) son de máxima calidad al no estar contaminados por artículos químicos (pesticidas y fertilizantes) ni por transgénicos y no representan riesgos para la salud. No es nuevo que la mayor parte de los productos que se venden en mercados, almacenes, verdulerías y demás dispensarios de alimentos son generados bajo condiciones artificiales y con utilización de fertilizantes, pesticidas y otras substancias que pueden ser perjudiciales para el medioambiente y para la salud. Frente a la necesidad de una opción saludable y sustentable, los artículos orgánicos cobran importancia en todo el mundo y están consiguiendo poco a poco más seguidores.

Visita la página de alimentación organica para conocer los productos recomendados.

Los alimentos eco, origen y elaboración

La definición de alimento ecológico es muy sencilla: son todos los que se han producido de forma natural, eludiendo cualquier empleo de componentes químicos (pesticidas, fertilizantes…) que alteren el sistema natural y que sostienen el ciclo natural -sin ningún tipo de perturbación genética- a lo largo del desarrollo. Los términos bio y orgánico se basan en exactamente los mismos principios, y para bastantes no dejan de ser prácticamente sinónimos. En este proceso hay que tomar en consideración tanto el procedimiento agrícola, como los artículos usados o el modo perfecto de transporte usado para trasladar los alimentos entre la región de producción y el punto final de venta, siempre y en todo momento buscando una manera que respete las reglas y sea lo menos contaminante posible. Estas son las características de los alimentos ecológicos: (1) Tienen mucho más gusto, no poseen aditivos, ni organismos que proceden de plaguicidas, ni hormonas, etc., los cuales influyen de manera negativa en su gusto ; (2) Mejora en los valores nutricionales, el uso de químicos resta propiedades a los alimentos; (3) Dismuyen el impacto negativo en el cambio climático, eludiendo malas prácticas que ponen en peligro todo el ecosistema; (4) Controla los residuos al producir alimentos en menor escala que la agricultura intensiva; (5) Dismuyen la utilización de plástico pues la utilización de elementos sostenibles en los envases consigue una disminución en la proporción de plástico usado ; (6) Impulsa el avance sostenible al fomentar ocupaciones en pos del precaución del medioambiente.

La nutrición ecológica es aquella fundamentada en ingredientes que fueron cultivados o elaborados siguiendo un procedimiento de producción que integra varios elementos fundamentales: el empleo de procedimientos y técnicas naturales, el respeto hacia los animales, la conservación del medioambiente y la protección de la salud. De ahí el rechazo en la utilización de componentes químicos y organismos genéticamente editados o la limitación sobre la utilización de aditivos, la meta de promover el bienestar animal y garantizar la biodiversidad evitando la polución ambiental. Todavía hay una sucesión de consideraciones erradas con respecto a los alimentos ecológicos, en parte debido a la multitud de términos que hacen referencia a diferentes géneros de artículos naturales, que tienen como principal característica sus procedimientos respetuosos con el medioambiente.

Se han hecho ciertos estudios de comparación entre alimentos comúnes y alimentos orgánicos que, si bien no muestran datos concluyentes en cuanto a las diferencias en calidad de utilizar una nutrición ecológica o una común, más allá de la presencia de estas sustancias químicas en el producto final, sí indican, por ejemplo, que las manzanas y tomates orgánicos tienen más sabor que sus correspondientes cultivados de manera usual. Además de esto, estos estudios detallan que los alimentos orgánicos duran más y padecen menos deterioro gracias a los métodos de producción. La sociedad de hoy convirtió su modelo de alimentación en un tema primordial, y esto sumado a una concienciación ascendente con relación a la sostenibilidad medioambiental ha transformado a los alimentos ecológicos y naturales en uno de los grandes personajes principales de la cocina moderna. Cada vez es más sencillo conseguir estos artículos en tu autoservicio o tienda de alimentación de confianza: las etiquetas bio o eco están presentes en un sinfín de alimentos de diferente procedencia y conceden un plus en la percepción de calidad de los usuarios.

Visita la página de alimentación eco para conocer los productos recomendados.

Alimentación bio o cómo cuidarse mejor

Los alimentos Bio: (1) Son Naturales 100 %, están exentos de productos químicos de síntesis (pesticidas, fertilizantes o antibióticos) y de conservantes, colorantes u otros aditivos sintéticos; (2) Respetan el medioambiente porque, al utilizar medios de producción tradicionales y naturales, dismuyen la polución de agua y aire, son mucho menos contaminantes, optiman los ciclos naturales, favorecen la biodiversidad y el ahorro energético; (3) Fomentan la economía sostenible, ya sea desde las tiendas de proximidad o desde las grandes superficies al abastecerse de agentes locales y rurales; (4) Tienen alta definición al están sujetos a rigurosos controles de trazabilidad durante toda la cadena alimentaria establecida por la normativa social .; (y 5) Son sanos, al estar libres de restos químicos de síntesis y basarse en una producción artesanal preservan sus propiedades naturales: nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes.

Los alimentos bio son esos que provienen de la agricultura o la ganadería ecológica, es decir, los que se obtienen de una manera respetuosa con el medio ambiente. En su producción se respetan los ciclos naturales de desarrollo y se tiene en cuenta el confort de las especies. Pero además, huye de los aditivos, los fertilizantes o los pesticidas y su producción se basa en métodos tradicionales optimizando al máximo los elementos naturales.

Visita la página de alimentación bio para conocer los productos recomendados.

En esta página hemos analizado La buena alimentación vegana. El veganismo está experimentando un crecimiento constante y empieza a ponerse de moda junto con otros tipos de alimentación también consideradas en este sitio.