La educación ambiental como herramienta de sensibilización.

Su historia se puede describir brevemente mediante los siguientes pasos:

1968 – Fundado como el Club de Roma, reúne a científicos, economistas y altos funcionarios gubernamentales de varios países para analizar la situación mundial y hacer predicciones y soluciones para el futuro (en una perspectiva ecológica, el sistema global). De los estudios y propuestas de asociación informal, auspiciados por la Fundación Volkswagen, el primer informe de esta organización se publicó en 1972 bajo el título: “Los límites del crecimiento”.

Señalaron algunos factores que podrían conducir a una crisis mundial nunca antes vista:

🇧🇷 Agotamiento de los recursos naturalescrisis energética, crecimiento de la población, escasez de alimentos, desempleo masivo, contaminación ambiental (la industrialización del mundo moderno está destruyendo rápidamente el medio ambiente con efectos sin retorno y más allá de toda estimación).

1972 – La Conferencia de las Naciones Unidas en Estocolmo se llevó a cabo bajo la teoría del pensamiento proveniente del Club de Roma. Los ecologistas politizaron el tema y abrieron un nuevo campo en las relaciones internacionales: la ecodiplomacia. Cuando se creó la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 1945, destacó como prioridades la paz, los derechos humanos y el desarrollo equitativo, no siendo el tema ambiental una prioridad o preocupación en sus primeros años de existencia, y mucho menos el estado de bienestar. Solo después de la Conferencia de Estocolmo sobre el Medio Humano, en 1972, la seguridad ecológica se convirtió en la cuarta prioridad de las Naciones Unidas.

1987 – La Comisión Mundial sobre Medio Ambiente y Desarrollo (CMMAD), conocida como Comisión Brundland, recomendó la creación de una carta o declaración universal sobre protección ambiental y desarrollo sostenible.

“Satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer las suyas”. Nuestro Futuro Común, Informe de la Comisión Brundland que inspiró Rio-92.

1992 – La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo (UNCED) en Río de Janeiro, también conocida como Río-92 y ECO-92, veinte años después de la Conferencia de Estocolmo también sintió el impacto de las teorías del Club de Roma, principalmente en la forma de enfoques y propuestas de los países desarrollados.

Sin embargo, en el intervalo entre las dos conferencias ocurrieron cambios significativos en ambas sociedades y en el pensamiento ecológico y ambiental. Rio-92 fue también escenario de las teorías críticas del Club de Roma. Eco 92 inició el proceso y llegó a un consenso inicial sobre la Declaración de Principios de Río, “para dar continuidad al proyecto de la Carta de la Tierra.

Esta vez, se trataba oficialmente de la Agenda 21, como documento de los problemas internacionales actuales, preparando al mundo para los desafíos del siglo XXI.

1995 – Seminario Internacional sobre el Acuerdo Agrario, realizado en La Haya, Países Bajos. Se definieron las necesidades, elementos principales y forma de elaboración de la Carta de la Tierra.

1996 – La Conferencia sobre Cambio Climático realizada en Kioto, Japón y conocida como Río +5 se realizó cinco años después de Eco 92. El documento oficial de la Conferencia, conocido como Protocolo de Kioto, fue adoptado el 12.11.97, buscando implicar una reducción de alrededor del 6% de las emisiones de gases de efecto invernadero en los países industrializados para el período 2008 a 2012.

1997 – Durante Río se formó una Comisión de Acuerdos Territoriales. En ese momento fue el primer borrador del texto de referencia, las discusiones que guían el mundo de hoy. El Acuerdo sobre la Tierra y la Declaración de Río, cuyo objetivo es establecer el respeto internacional por los intereses de todos y proteger la integridad de la ecología y el desarrollo en general. Se entiende que la educación ambiental es fundamental para la formación del individuo como ciudadano.

Lo dispuesto en el art. 2 de la Ley 9.795/99, que establece la Política Nacional de Educación Ambiental (PNEA), debe estar presente de manera articulada en todos los niveles y modalidades del proceso educativo en todos los sectores de la sociedad.

Por lo tanto, es un instrumento jurídico para que el ciudadano tenga conciencia ambiental, y puede estar a cargo de la sociedad y la responsabilidad política y la obligación de su institucionalización. Debe ser trabajado como un eje transversal, de acuerdo con los Parámetros y Lineamientos Curriculares Nacionales, ya que la ley prioriza los proyectos de educación ambiental en las materias de educación básica.

SENSIBILIZACIÓN Y EDUCACIÓN AMBIENTAL

Las aspiraciones de una comunidad o población deben ser consideradas en la planificación ambiental a la que estará sujeta, ya que busca solucionar los problemas planteados por el diagnóstico. Estas características muestran el conocimiento del entorno por parte de las personas que habitan y entienden esta zona, generando datos a partir del desarrollo de las actividades empresariales y la relación con la naturaleza.

La comunidad, al estar ahí, tiene el poder de transformar y construir nuevos paisajes, nuevos espacios, así como sus imágenes mentales, revelando así planos perceptivos más o menos claros, según sus necesidades o limitaciones vitales, según su identidad social y cultural. prioridades

Como propone Lerípio (1996): La percepción influye inevitablemente en el comportamiento humano, pero para mantener un ambiente de calidad, el comportamiento debe estar dirigido hacia actos específicos. Además, los actos específicos deben prevalecer sobre otras acciones posibles que reflejen una jerarquía de valores diferente. Los hábitos personales reflejan la prioridad de valor de un individuo y tratar el medio ambiente con consideración requiere un enfoque en los valores ambientales. La información y educación pública es fundamental, especialmente para desarrollar el enfoque conocido como ética ambiental.

Lerípio (2001) proponiendo que complementa el medio ambiente para influir en el comportamiento del grupo, para aumentar la participación de muchos individuos para alcanzar metas comunes, “Se debe llegar a un cierto grado de consenso en la definición de la calidad ambiental. Las prioridades dentro de la sociedad deben establecerse para fijar metas».

Según Dias (1994), es posible sensibilizar al público a través de tres pasos: a) sensibilizar, b) crear actitudes que influyan en las acciones yc) obtener cooperación en la solución de problemas. Para ello, primero debe diagnosticar el estado real de la opinión pública y las tendencias. La investigación de actitudes puede proporcionar una comprensión de ciertos aspectos, y las entrevistas con líderes públicos pueden desarrollar una comprensión de las dimensiones de las actitudes y motivaciones. El despertar de la conciencia es informar al público sobre la importancia de un fenómeno en sus vidas. Informar para educar. La participación activa se conquista cuando se ofrece la oportunidad de expresar interés en temas reales, especialmente cuando el sujeto indica que la participación realmente puede influir en un resultado (TUAN, 1980).

Lerípio (op. cit) señala que la toma de decisiones eficientes en temas ambientales requiere comprender cómo las personas perciben y evalúan la probabilidad de eventos inciertos. Si es el ser humano quien toma las decisiones, se debe considerar que su comportamiento está en función de sus imágenes del mundo real y en el sistema de información más amplio, lo que determina la interacción de los sistemas de valores de los individuos y sus imágenes del mundo real.

La implementación de la movilización social corre el riesgo de la influencia mutua de factores psicológicos, económicos y ambientales activados en un intento de controlar la naturaleza y evolución de las leyes por parte del gobierno en la dirección de la formulación de políticas, comprometiendo así la eficacia de los planes.

En la UNCED-Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, la mejor manera de abordar los problemas ambientales es con la participación de todos los ciudadanos interesados. Y la educación ambiental se muestra a largo plazo – como la mejor forma de crear conciencia crítica en la comunidad, a partir del análisis de los problemas vividos por ella, y, a partir de ello, establecer efectivamente su participación en la solución de esos problemas.

La educación es en sí misma una lectura de la naturaleza. Al mismo tiempo, la relación con la naturaleza requiere una cierta relación entre los individuos en sociedad. Un debate sobre cuándo, cómo, dónde y por qué la metodología en educación ambiental nos lleva a creer en su éxito.

La educación ambiental puede avanzar en esta dirección, pues valorará no sólo la acción sobre la naturaleza antropocéntrica, sino también la división de intereses que la permean. Establecer una conciencia ambiental no persigue en sentido estricto, sino comprender, investigar y buscar, en los campos de la educación formal e informal, las mejores condiciones para su práctica docente.

Un aspecto clave de la Educación Ambiental es capacitar a los individuos para enfrentar y resolver los problemas ambientales que los afectan más directamente, teniendo como punto central la comprensión de la naturaleza compleja del medio natural y el medio ambiente creado por el hombre, lo que resulta en la integración de aspectos biológicos, físicos, sociales, económicos y culturales.

Entendido como todo proceso de reaprendizaje ambiental, el objetivo es que las personas adquieran conocimientos, valores, comportamientos y habilidades prácticas para participar responsable y eficazmente en la prevención y solución de los problemas ambientales y en la gestión de la calidad del medio ambiente.

Esto solo es viable permitiendo el acceso a información correcta sobre problemas específicos que lo requieran, dejando clara la interdependencia económica, política y ecológica, y la gama de decisiones y comportamientos.

Por tanto, la Educación Ambiental debe contribuir al desarrollo de un espíritu de responsabilidad y solidaridad (TUAN, 1980, p. 54).

Se trata de educar para recibir información, trabajar con ella, interpretarla y actuar en función de la interpretación lograda.

Hay una participación activa de los individuos. – Querer llegar a un problema concreto y empoderar a las personas, es necesario saber cómo hacerlo, cómo transmitir información, respecto a la vida, a las actividades de las personas, para que se sientan afectadas y, por tanto, interesadas en profundizar en lo mínimo. de conocimiento sobre.

Actividades, demostraciones prácticas, ejemplos cotidianos son formas más eficientes de llegar al público objetivo. Al involucrar a las personas en una práctica comercial, el alcance es aún mayor. En la mayoría de los proyectos, la educación ambiental no alcanza sus objetivos, o no obtiene resultados satisfactorios porque no está dirigida a los problemas prácticos de una determinada comunidad o región, o la forma de trabajar está reñida con la realidad e intereses de la población. población objetivo . Es importante desarrollar e implementar un proyecto de educación ambiental que satisfaga al público objetivo en cuanto a:

a) características socioeconómicas y educativas (nivel de educación),

b) Conocimiento sobre el tema e interpretación ambiental, verificado a través del estudio de percepción ambiental.

c) Intereses y cantidades,

d) Información sobre el tema ambiental y e) Características ambientales de la región donde viven.

Para el desarrollo satisfactorio de los proyectos de las jornadas de educación ambiental propuestas, que parten del perfil del grupo donde se establece, realizando un diagnóstico completo para caracterizar al grupo, sus necesidades y deseos, sus valores y forma de ver el medio ambiente de manera que se asocie a los hacedores, docentes, junto con las características ambientales a abordar, iniciando así una oportunidad real para que todos participen de un proyecto de educación ambiental.

Fuente: EzineArticles – Categoría: Artículos sobre eco – Sitio web: Comprar Productos Naturales

¿[email protected] por el peso o la salud?

Dieta Keto personlizada

Clic aquí para ver el vídeo y saber más