Nuestra selección

En esta entrada hemos elegido la mejor Ecoeko.es del mercado. En la cosmética eco, en contraste a la cosmética natural, los elementos naturales que encontremos en su INCI surgen de la agricultura ecológica, en la que no se han utilizado pesticidas. Aunque las distintas compañías de certificación tienen sus propias exigencias, sí existen algunas peculiaridades recurrentes que todas y cada una ellas valoran: No incorporan nanopartículas, OMG (organismos modificados genéticamente) ni ingredientes irradiados; El porcentaje de ingredientes que proviene de agricultura ecológica; No poseen colorantes ni perfumes artificiales ni sustancias derivadas del petróleo; No están probados en animales.

Artículos recientes

Ecoeko.es dentro de los cosméticos bio, eco, orgánico y natural

Los productos cosméticos naturales se clasificarán en función del porcentaje de elementos ecológicos que contengan, y de que no usen determinados ingredientes muy dañinos. Se deja un cierto porcentaje de ingredientes químicos, pero siempre y en todo momento escogiendo aquellos que son menos dañinos para la salud y el medioambiente. Todos aquellos que son mucho más contaminantes o mucho más dañinos para la salud descalifican a fin de que sean aceptados como naturales. Por ejemplo, los parabenos. Las materias primas originales de la cosmética natural son la miel, la leche o la cera de abeja, y aceites como el de oliva, de jojoba, de karité, o fundamentales, tal como el de lavanda. Se da la circunstancia de que el aceite de oliva o el de argán se clasifican como naturales, aunque permanezca un proceso físico de extracción, en este caso por presión. Igualmente , hay otros ingredientes , como por servirnos de un ejemplo el ácido hialurónico, que es también proveniente de la naturaleza , aunque su procesamiento posterior sea algo más complejo (se obtiene por biofermentación, con la intervención de microorganismos, los que no pueden ser transgénicos si el producto está clasificado como natural).

Bajo cosmética natural se engloban todos esos artículos que utilizan materias primas de origen natural , que pasaron por un desarrollo de transformación posterior simple , con la mínima intervención de aditivos o transformaciones químicas, y que han usado únicamente aquellos procesos que no son dañinos para el medioambiente y la salud de las personas , señala Nuria Alonso, responsable de certificación de BioVidaSana. En la cosmética natural, los elementos deben ser naturales u logrados por procesos poco contaminante y sin tóxicos.

Técnicamente es muy complicado poder realizar un cosmético solo con ingredientes naturales. Aparentemente es sencillo pero la verdad es más compleja. Por poner un ejemplo, no hay un detergente natural en la naturaleza: se debe conseguir a través de un proceso, y ahí está otra clave para considerarlo natural o no. Además de los ingredientes, se trata de saber si ese proceso es en mayor o menor medida contaminante. La principal característica de la cosmética ecológica es que usa elementos que, aparte de ser naturales, se han producido de acuerdo a los criterios para la agricultura ecológica que regula el Reglamento Europeo u otras normas equivalentes de otros países para la producción ecológica. Estos criterios incluyen la no utilización de fertilizantes, pesticidas ni herbicidas químicos, entre otros muchos. Los ingredientes ecológicos deben estar certificados para poder reconocerse como tales.

Lo que por el momento se sabe es que el uso de diferentes designaciones tienen la posibilidad de confundir más a los consumidores. De ahí que muchas empresas utilicen para sacar partido de estas etiquetas en el planeta de la cosmética. También es cierto que en el sector del precaución del cuerpo y la piel los términos “natural” y “ecológico” no están protegidos por ley como sucede con el término “ecológico” en otras áreas como alimentación, que están sujetas a una reglamentación europea. No hay una regulación pública que delimite claramente cuándo se puede conversar de cosmética ecológica o cosmética natural. Pero sí hay normativas privadas que ordenan este tipo de artículos y que fueron desarrolladas por entidades expertas en el campo. En la mayoría de los casos en esas regulaciones privadas hay una base común, una sucesión de criterios que, más o menos , todos los productores cumplen, ya sea de porcentajes o del género de elementos que se aceptan o se rechazan en cada categoría, “pero en realidad no hay un método 100 % homogéneo”, aclara Montse Escútia, coordinadora del proyecto Ecoestética de la Asociación Vida Sana.

La Ecoeko.es recomendada en esta página tienen probada valía en el mercado tanto por sus características físicas como económicas.

Ecoeko.es y cómo saber qué tipo de cosmético estoy comprando

La cosmética natural está permitida para todas las personas con las limitaciones habituales de las alergias a ciertos compuestos. Por poner un ejemplo, el limoneno o el linalol son componentes de ciertos elementos que pueden provocar reacciones y de ahí que es obligatorio explicitarlos en la etiqueta (en toda clase de cosmética, no solo en la natural). Como en toda cosmética, también hay que detallar las reacciones que tienen la posibilidad de provocar en colectivos como las mujeres embarazadas o menores de edad.

La cosmética natural se puede emplear desde la adolescencia para una correcta limpieza y tratamiento cutáneo, al paso que hay otros que van más dirigidos a pieles maduras. Además de esto tienen la posibilidad de ser de enorme alivio en las pieles mucho más sensibles y atópicas, algo común en los bebés y pequeños.

Solo se puede certificar como ecológico a lo que se come; la arcilla no se come, pero puede haber productos de cosmética con una base de arcilla, que es un ingrediente que no daña el medio ambiente , pero es imposible garantizar como ecológico según ese reglamento. De ahí la relevancia de fiarnos de las compañías o las entidades que certifican este tipo de cosmética a través de diferentes categorías.

Bio, eco, orgánico, natural… en el mundo del maquillaje también se cuelan estos términos. Si bien el uso del adjetivo “natural” suele ser abusivo. Frecuentemente sólo significa que el producto lleva algunos ingredientes naturales, pero el inconveniente son los elementos perjudiciales o potencialmente tóxicos que también puede llevar , como ftalatos que actúan como disruptores hormonales o talco…

Además de estos Ecoeko.es, este sitio web dispone de otros productos relacionados con el mundo cosmética bio. Seguro que serán de tu interés.