Nuestra selección

En esta entrada hemos elegido la mejor Dieta vegana saludable semanal del mercado. Cada vez es mucho más visible que el consumo de animales es la primordial causa de varios de los inconvenientes mundiales. Puesto que la alimentación vegetal supone una solución específica para resolver estas cuestiones, el modo de vida y una alimentación sin artículos de origen animal están tomando impulso velozmente. Una dieta vegetal salva a los animales de una vida de sufrimiento, disminuye la huella ecológica a nivel individual y ayuda a un mundo más justo. Al mismo tiempo, llevar una alimentación a partir de vegetales asimismo puede contribuir a una dieta más variada y saludable.

Mejor opción

Keto Sin Carne Ni lácteos (Salud y Vida Natural)

Mejor relación calidad precio

Being Biotiful: Comidas deliciosas, rápidas y saludables con el método Batch Cooking

DIETA CETOGÉNICA PARA PRINCIPIANTES: 50 Recetas Fáciles y Rápidas para Adelgazar, Quemar Grasa y Mejorar tu Salud

¿Qué le doy de comer?: Una guía para que los más pequeños coman de forma saludable (Divulgación-Autoayuda)

El gran libro de la cocina vegana (ALIMENTACION)

Keto Sin Carne Ni lácteos (Salud y Vida Natural)

Keto Sin Carne Ni lácteos (Salud y Vida Natural)

Being Biotiful: Comidas deliciosas, rápidas y saludables con el método Batch Cooking

Being Biotiful: Comidas deliciosas, rápidas y saludables con el método Batch Cooking

DIETA CETOGÉNICA PARA PRINCIPIANTES: 50 Recetas Fáciles y Rápidas para Adelgazar, Quemar Grasa y Mejorar tu Salud

DIETA CETOGÉNICA PARA PRINCIPIANTES: 50 Recetas Fáciles y Rápidas para Adelgazar, Quemar Grasa y Mejorar tu Salud

¿Qué le doy de comer?: Una guía para que los más pequeños coman de forma saludable (Divulgación-Autoayuda)

¿Qué le doy de comer?: Una guía para que los más pequeños coman de forma saludable (Divulgación-Autoayuda)

El gran libro de la cocina vegana (ALIMENTACION)

El gran libro de la cocina vegana (ALIMENTACION)

Artículos recientes

Dieta vegana saludable semanal, no a los productos de origen animal

A lo largo de la historia, el vegetarianismo siempre y en todo momento tuvo una función, así sea por causas religiosas, políticas o sociales. El término de vegetarianismo y veganismo se remonta al menos 6000 años atrás con los primeros registros de las culturas hindúes, pero, incluso en Europa, hace 2500 años, ciertas escuelas griegas de filosofía ya rechazaron el consumo de carne, huevos y leche por causas éticas mientras que aseveraban que una nutrición exclusivamente vegetal es mucho más saludable. Sin embargo , el término vegano no apareció hasta 1944 y se basa en el principio y el final de la palabra vegetariano (veg-etari-ano), lo que refleja la iniciativa de que el veganismo comienza desde el vegetarianismo y lo transporta a una conclusión lógica.

Cada vez más usuarios se cuestionan el consumo de productos de origen animal. Esto también se ve reflejado en la creciente demanda de las elecciones vegetales. La leche vegetal, por servirnos de un ejemplo, se ha consumido en distintas culturas desde hace tiempo, pero su popularidad se ha disparado en la última década. Además, las alternativas no crueles como las salchichas o las hamburguesas vegetales mejoran constantemente y es prácticamente imposible distinguirlas de las auténticos.

Lo recomendado en esta página de Dieta vegana saludable semanal tiene probada valía en el mercado tanto por sus características físicas como económicas.

Alimentación sostenible, una alimentación equilibrada y protegiendo los recursos naturales

La agricultura ecológica es una forma de cultivo responsable con la capacidad de producir alimento bastante para toda la población minimizando los daños medioambientales. Esta actividad se puede compaginar con una ganadería mucho más sostenible, donde los animales se críen de manera respetuosa y sin padecimiento. Aun así, para conseguir la sostenibilidad alimenticia es esencial que reduzcamos el consumo de carne y el desperdicio de alimentos.

Una nutrición sostenible es una nutrición balanceada y diferente que además de esto resguarda los recursos naturales. Los alimentos sostenibles son esos que se cultivan y procesan bajo condiciones medioambientales correctas sin usar artículos fitosanitarios de origen químico, no se transportan a grandes distancias y su fabricación o transformación se hizo economizando energía y sin utilizar aditivos perjudiciales para la salud.

Visita la página de alimentación sostenible para conocer los productos recomendados.

La alimentación orgánica tiene el menor coste ambiental y sanitario posible

Los alimentos orgánicos, tanto naturales como elaborados, son saludables, libres de tóxicos y su producción se realiza siempre con la preocupación de proteger la salud de los consumidores y el medioambiente. El propósito de la producción ecológica tanto agricultora como ganadera es generar alimentos mediante técnicas que comprometen el menor costo ambiental y sanitario posible. Esto significa que la producción rechaza el empleo de tóxicos, capacidad la utilización de variedades locales acatando las estaciones, tiende a reducir la dependencia del petróleo y aboga por la estabilidad natural.

Los alimentos logrados a partir de las técnicas orgánicas (frutas, verduras, lácteos, café, carne, etcétera) son de máxima calidad al no estar contaminados por artículos químicos (pesticidas y fertilizantes) ni por transgénicos y no representan riesgos para la salud humana. Para catalogarlos productos como orgánicos, las empresas de certificación oficiales evalúan las materias primas y los procesos de producción, evaluando si cumplen con la normativa.

Visita la página de alimentación organica para conocer los productos recomendados.

Los alimentos eco, origen y elaboración

¿De qué forma se obtienen los víveres ecológicos? (1) Control para asegurar el origen: la característica fundamental de la agricultura ecológica es que a lo largo de su desarrollo de producción y elaboración se limita la utilización de ingredientes que no sean de origen agrícola, según con las directrices de la Unión Europea; (2) No se permite el uso de elementos químicos y se observa la utilización de aditivos; (3) Desarrollo de técnicas naturales, explotar el conocimiento que tenemos de los ecosistemas para ingresar en el cultivo insectos y animales que asisten a supervisar las plagas.

La nutrición ecológica es aquella fundamentada en elementos que han sido cultivados o elaborados siguiendo un procedimiento de producción que integra varios elementos esenciales: el empleo de métodos y técnicas naturales, el respeto hacia los animales, la preservación del medio ambiente y la protección de la salud. De ahí el rechazo en la utilización de componentes químicos y organismos genéticamente editados o la restricción sobre la utilización de aditivos, el propósito de fomentar el confort animal y asegurar la biodiversidad eludiendo la polución ambiental.

La sociedad actual convirtió su modelo de alimentación en un tema principal, y esto sumado a una concienciación creciente en relación a la sostenibilidad medioambiental ha transformado a los alimentos ecológicos y naturales en uno de los grandes personajes principales de la cocina contemporánea. Cada vez es más sencillo hallar estos productos en tu autoservicio o tienda de alimentación de confianza: las etiquetas bio o eco están presentes en cantidad de alimentos de distinta procedencia y conceden un plus en la percepción de calidad de los usuarios.

Visita la página de alimentación eco para conocer los productos recomendados.

Alimentación bio o cómo cuidarse mejor

El consumo de artículos biológicos en España genera mil quinientos millones de € y su consumo aumentó un 24,5% en solo un año, según una investigación del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Este país es el noveno mundial en producción bioológica y se sitúa a la cabeza de Europa con más de un par de millones de hectáreas destinadas a la nutrición bio, pero además el tejido industrial biológico elevó el año pasado un 13% hasta sobrepasar las 6.600 compañías. El resultado es que mucho más de 18 millones de hogares españoles adquirieron un producto biológico. Es decir, la alimentación sana manda. La alimentación bio es más ricas en nutrientes: Mucho más vitamina C. Una investigación respaldado por la Unión Europea entre 2004 y 2009 midió hasta un 90% más de vitamina C en frutas y hortalizas. En España, un equipo comandado por Lola Raigón, ingeniera agrónoma y catedrática de Edafología y Química Agrícola, encontró en las verduras bio una mayor concentración nutritiva: veinticinco porciento más de potasio en lechugas, 14% más de calcio en los tallos de hinojo, 16% mucho más de hierro en judías, veinte porciento de más de vitamina C en el zumo de naranja y diez % más en el pimiento verde. Estas cantidades se explican por las diferencias en los fertilizantes usados, la composición del suelo y la cosecha no prematura.

La producción de producto de alimentación es responsable del 30% de las emisiones de Dioxido de Carbono a la atmósfera (al transporte se le asigna la mitad). Este efecto se puede reducir, por el hecho de que unos alimentos provocan mucho más emisiones que otros. Además, escoger productos ecológicos disminuye el impacto en una tercera parte, porque las huertas bio emiten menos CO2 y fijan mucho más en el suelo y en la vegetación. En un puesto del mercado de artículos ecológicos se encuentran de forma frecuente hortalizas que no se encuentran en los supermercados: colirrábanos, patatas moradas, tupinambos, ensaladas silvestres… Estos alimentos enriquecen y alegran la dieta. La pluralidad no es por capricho ni por llamar la atención, sino más bien consecuencia de cómo se trabaja en una granja ecológica. En vez de apostar todo a una carta (una planta que ocupe grandes extensiones) se cultiva una variedad de especies y variedades para reducir el riesgo de plagas desastrosas.

A efectos prácticos, esto quiere decir que los animales de granjas ecológicas están en semi independencia o independencia para evitar su agobio o que las verduras que llevamos a la mesa están cultivadas siguiendo los estándares tradicionales. Y eso se aprecia primero en el sabor y, después, en la salud porque estos productos conservan todas sus características naturales intactas. Sin olvidar que los productos ecológicos, que llegaron primero como algo extravagante y exótico que solo se encontraban en tiendas especializadas y hoy están presentes en los supermercados, llevan tácitos un componente ético y respetuoso con el medioambiente al mismo tiempo que promueven la agricultura y la ganadería de proximidad. Los alimentos Bio: (1) Son Naturales cien %, están exentos de artículos químicos de síntesis (pesticidas, fertilizantes o antibióticos) y de conservantes, colorantes u otros aditivos sintéticos; (2) Respetan el medioambiente por el hecho de que, al emplear medios de producción tradicionales y naturales, dismuyen la contaminación de agua y aire, son mucho menos contaminantes, optimizan los ciclos naturales, benefician la biodiversidad y el ahorro de energia (3) Promueven la economía sostenible, así sea desde las tiendas de proximidad o desde las grandes superficies al proveerse de empresas e individuos locales y rurales; (4) Tienen alta calidad al están sujetos a estrictos controles de trazabilidad a lo largo de toda la cadena alimentaria regulado por la normativa social .; (y 5) Son sanos, al estar libres de restos químicos de síntesis y fundamentarse en una producción artesanal preservan sus características naturales: nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes.

Visita la página de alimentación bio para conocer los productos recomendados.

En esta página hemos analizado Dieta vegana saludable semanal. El veganismo está experimentando un crecimiento constante y empieza a ponerse de moda junto con otros tipos de alimentación también consideradas en este sitio.