Nuestra selección

En esta entrada hemos elegido la mejor Dieta vegana o vegetariana del mercado. Cada vez es mucho más visible que el consumo de animales es la primordial causa de varios de los inconvenientes mundiales. Ya que la nutrición vegetal supone una solución específica para solucionar estas cuestiones, el estilo de vida y una alimentación sin artículos de procedencia animal están tomando impulso velozmente. Una dieta vegetal salva a los animales de una vida de sufrimiento, disminuye la huella ecológica a nivel individual y contribuye a un mundo más justo. Al mismo tiempo, llevar una alimentación a base de vegetales también puede ayudar a una dieta más variada y saludable.

Mejor opción

Recetas veganas fáciles Español

Mejor relación calidad precio

Mi familia vegana: Consejos de tu pediatra para una alimentación saludable y equilibrada (No Ficción)

Vive vegano. Una guía sobre ética animal y alimentación vegetal (Cocina natural)

Guía para el vegano (Im)Perfecto (Libro práctico)

Keto Sin Carne Ni lácteos (Salud y Vida Natural)

Recetas veganas fáciles Español

Recetas veganas fáciles Español

Mi familia vegana: Consejos de tu pediatra para una alimentación saludable y equilibrada (No Ficción)

Mi familia vegana: Consejos de tu pediatra para una alimentación saludable y equilibrada (No Ficción)

Vive vegano. Una guía sobre ética animal y alimentación vegetal (Cocina natural)

Vive vegano. Una guía sobre ética animal y alimentación vegetal (Cocina natural)

Guía para el vegano (Im)Perfecto (Libro práctico)

Guía para el vegano (Im)Perfecto (Libro práctico)

Keto Sin Carne Ni lácteos (Salud y Vida Natural)

Keto Sin Carne Ni lácteos (Salud y Vida Natural)

Artículos recientes

Dieta vegana o vegetariana, no a los productos de origen animal

Para bastantes, el veganismo no solo es cuestión de nutrición, sino se aplica a todos y cada uno de los puntos de la vida. Un estilo de vida vegano incluye, por poner un ejemplo, eludir la ropa que contenga productos de procedencia animal como el cuero, la lana o la piel, y cosméticos con artículos de origen animal como miel o lanolina o que hayan sido probados en animales. Por fortuna, la variedad de ropa vegana y productos cosméticos sin artículos animales asimismo está subiendo y cada vez hay mayor disponibilidad. Los veganos asimismo intentan eludir cualquier forma de explotación o crueldad animal para divertirse como las visitas a los zoos o los circos.

El consumo elevado de artículos animales se encuentra dentro de las primordiales causas de las patologías más habituales relacionadas con el modo de vida como la obesidad, la diabetes y las patologías cardiovasculares. Una nutrición vegetal variada y equilibrada puede contribuir a reducir el riesgo de desarrollar estas patologías. En un informe sobre estas cuestiones, la Academia de Nutrición y Dietética asegura que una alimentación vegana bien planeada (así como vegetariana) es apropiada en cualquier etapa de la vida, ya sea a lo largo del embarazo, la niñez, la niñez y la adolescencia.

Los veganos evitan el consumo de carne animal, derivados de modelos animales y alimentos que poseen elementos de origen animal. Esto incluye: Pescado y otros animales marinos como todas y cada una de las especies de peces, calamares, mejillones, cangrejos y langostas; Miel y otros productos de las abejas; Carne roja y de ave procedente de animales como la vaca, el cerdo, el caballo, el pollo y el pavo; Lácteos como la leche, el queso, el iogur y la mantequilla; Huevos como los huevos de gallina y el caviar; Elementos de origen animal como la gelatina, la lactosa, el suero de leche, la goma laca, el carmín y los ácidos grasos omega 3 derivados del pescado.

Lo recomendado en esta página de Dieta vegana o vegetariana tiene probada valía en el mercado tanto por sus características físicas como económicas.

Alimentación sostenible, una alimentación equilibrada y protegiendo los recursos naturales

Una nutrición sostenible es una nutrición balanceada y diferente que además de esto protege los elementos naturales. Los alimentos sostenibles son aquellos que se cultivan y procesan bajo condiciones medioambientales adecuadas sin emplear artículos fitosanitarios de origen químico, no se transportan a grandes distancias y su fabricación o transformación se hizo economizando energía y sin utilizar aditivos dañinos para la salud. La industria pesquera debe optar por métodos que protejan los ecosistemas marinos y favorezcan el uso a enorme escala, como la pesca artesanal de bajo impacto. Para esto, los gobiernos tienen que impulsar políticas que garanticen el derecho de estos pescadores y sus comunidades a cubrir sus pretensiones nutricionales básicas.

En el mercado hay muchos artículos que engloban todos y cada uno de los grupos alimenticios con la certificación de agricultura sostenible. De esta forma, se tiene la posibilidad de hallar desde verduras y frutas hasta bebidas no alcohólicas y alcohólicas, embutidos, carnes, quesos, leche y sus derivados o dulces y alimentos precocinados y congelados. La agricultura ecológica es una forma de cultivo responsable capaz de generar alimento suficiente para toda la población minimizando los daños medioambientales. Esta actividad se puede compatibilizar con una ganadería mucho más sostenible, donde los animales se críen de manera respetuosa y sin sufrimiento. Aun de esta manera, para conseguir la sostenibilidad alimenticia es esencial que reduzcamos el consumo de carne y el desperdicio de alimentos.

Cada vez son mucho más los países que, como Alemania, Brasil o Suecia, incluyen la sostenibilidad alimenticia en sus políticas alimenticias y guías educativas para el cliente, así como recomienda la FAO. Estos son, según dicha institución, ciertos de los resultados positivos de una dieta sostenible: Actúa contra el cambio climático; Protege los bosques; Optimiza la salud y ayuda a la seguridad alimentaria; Favorece la supervivencia de especies conminadas; Preserva los elementos hídricos. La agricultura ecológica es una producción agrícola sostenible pues resguarda el medio ambiente y respeta las normas de protección a los animales. El principal objetivo de la agricultura ecológica es generar alimentos que tengan un alto valor nutritivo y que sean saludables sin comprometer la aptitud de la naturaleza. En concreto, esto significa que tanto el agricultor ecológico como la elaboración ecológica del producto renuncian a muchos medios permitidos y comercializados en los sectores comúnes para el beneficio de la economía, como por poner un ejemplo el uso de pesticidas.

Visita la página de alimentación sostenible para conocer los productos recomendados.

La alimentación orgánica tiene el menor coste ambiental y sanitario posible

Los alimentos obtenidos a partir de las técnicas orgánicas (frutas, verduras, lácteos, café, carne, etcétera) son de máxima calidad al no estar contaminados por productos químicos (pesticidas y fertilizantes) ni por transgénicos y no representan peligros para la salud.

Los alimentos orgánicos no se pueden adquirir en todos lados, hay establecimientos especializados, pequeños emprendimientos y ferias locales que los venden. Para poderlos reconocer basta fijarse que tengan el sello específico de producto orgánico en su etiquetado y el número de inscripción frente al Servicio oficial que los certifica como orgánicos.

Los alimentos orgánicos: (1) Son ecológica, social y económicamente sustentables; (2) Resultan más puros, sabrosos y aromatizados , recobrando la esencia de los alimentos; (3) Protegen la salud; (4) Intentan mejorar la calidad de vida de los empresarios y sus empleados, según principios de ética humana; (5) Conservan la biodiversidad, las variedades de semillas y las condiciones de cultivo para las próximas generaciones

Visita la página de alimentación organica para conocer los productos recomendados.

Los alimentos eco, origen y elaboración

Estas son las peculiaridades de los alimentos ecológicos: (1) Tienen más gusto, no poseen aditivos, ni organismos procedentes de plaguicidas, ni hormonas, etcétera, los cuales influyen de forma negativa en su sabor ; (2) Optimización en los valores nutricionales, la utilización de químicos resta propiedades a los alimentos; (3) Reducen el efecto negativo en el cambio climático, eludiendo malas prácticas que ponen en riesgo todo el ecosistema; (4) Controla los restos al generar alimentos en menor medida que la agricultura intensiva; (5) Reducen la utilización de plástico por el hecho de que la utilización de componentes sostenibles en los envases logra una disminución en la proporción de plástico empleado ; (6) Impulsa el avance sostenible al promover ocupaciones a favor del precaución del medioambiente. Todavía hay una serie de apreciaciones erróneas respecto a los alimentos ecológicos, en parte debido a la multitud de términos que se refieren a diferentes tipos de artículos naturales, que tienen como primordial característica sus procedimientos respetuosos con el medioambiente.

Las prácticas de la alimentación ecológica tienen consecuencias positivas en el medioambiente, puesto que se percibe una notable mejora en las condiciones del suelo y el agua, así como una disminución en la polución generada durante el desarrollo. Los alimentos ecológicos en España contienen especificaciones en la etiqueta, siempre y cuando cumplan con todas las normas exigidas por la Unión Europea, donde se encuentran todas las especificaciones del producto y de la materia prima con la que se ha elaborado antes. La alimentación ecológica es aquella basada en elementos que fueron cultivados o elaborados siguiendo un método de producción que integra varios elementos esenciales: el empleo de procedimientos y técnicas naturales, el respeto hacia los animales, la preservación del medioambiente y la protección de la salud. De ahí el rechazo en el uso de componentes químicos y organismos genéticamente editados o la restricción sobre la utilización de aditivos, el propósito de fomentar el bienestar animal y asegurar la biodiversidad eludiendo la contaminación ambiental.

Visita la página de alimentación eco para conocer los productos recomendados.

Alimentación bio o cómo cuidarse mejor

El aumento del consumo de alimentos bio en los últimos tiempos responde a la necesidad de cuidarnos. El objetivo es mantener una vida mucho más sana realizar ejercicio, optimizar nuestro tiempo y comer mejor por el hecho de que ese eslogan de que somos lo que comemos no es un simple eslogan. La alimentación biológica es mucho más ricas en nutrientes: Mucho más vitamina C. Un estudio respaldado por la Unión Europea entre 2004 y 2009 midió hasta un 90% mucho más de vitamina C en frutas y hortalizas. En España, un equipo comandado por Lola Raigón, ingeniera agrónoma y catedrática de Edafología y Química Agrícola, halló en las verduras bio una mayor concentración nutritiva: veinticinco porciento mucho más de potasio en lechugas, 14% más de calcio en los tallos de hinojo, dieciséis porciento más de hierro en judías, veinte porciento de sobra de vitamina C en el jugo de naranja y 10 % más en el pimiento verde. Estas cifras se explican por las diferencias en los fertilizantes utilizados, la composición del suelo y la cosecha no prematura.

Los alimentos biológicos son aquellos que surgen de la agricultura o la ganadería ecológica, o sea, los que se obtienen de una forma respetuosa con el medio ambiente. En su producción se respetan los ciclos naturales de crecimiento y se tiene presente el bienestar de las especies. Pero además de esto, escapa de los aditivos, los fertilizantes o los pesticidas y su producción se apoya en métodos tradicionales optimizando al máximo los recursos naturales. A efectos prácticos, esto quiere decir que los animales de huertas ecológicas están en semi libertad o libertad para eludir su agobio o que las verduras que llevamos a la mesa están cultivadas siguiendo los estándares tradicionales. Y eso se aprecia primero en el gusto y, después, en la salud porque estos artículos conservan sus propiedades naturales intactas. Sin olvidar que los productos ecológicos, que llegaron primero como algo extraño y exótico que solo se encontraban en tiendas muy concretas y hoy están presentes en los autoservicios, llevan implícitos un componente ético y respetuoso con el medioambiente al mismo tiempo que fomentan la agricultura y la ganadería de cercanía.

La producción de producto de alimentación es responsable del 30% de las emisiones de CO2 a la atmósfera (al transporte se le asigna la mitad). Este efecto se puede achicar, por el hecho de que unos alimentos provocan mucho más emisiones que otros. Además de esto, escoger artículos ecológicos disminuye el efecto en una tercera parte, porque las granjas bio emiten menos CO2 y fijan mucho más en el suelo y en la vegetación. El consumo de productos biológicos en nuestro país genera 1.500 millones de € y su consumo aumentó un 24,5% en solo un año, según un estudio del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Nuestro país es el noveno mundial en producción bioológica y se ubica a la cabeza europea con más de dos millones de hectáreas dedicadas a la nutrición bio, pero además de esto el tejido industrial biológico creció el año pasado un 13% hasta sobrepasar las 6.600 compañías. El resultado es que mucho más de 18 millones de hogares españoles compraron un producto biológico. O sea, la alimentación saludable manda.

Visita la página de alimentación bio para conocer los productos recomendados.

En esta página hemos analizado Dieta vegana o vegetariana. El veganismo está experimentando un crecimiento constante y empieza a ponerse de moda junto con otros tipos de alimentación también consideradas en este sitio.