Nuestra selección

En esta entrada hemos elegido la mejor Curso de cosmética natural del mercado. Mas allá de las distintas cosméticas de este sitio, finalmente estamos con la cosmética vegana que a diferencia de las precedentes no tiene dentro en su fórmula ningún ingrediente de procedencia animal como la miel, cera de abeja, lanolina o queratina, por poner un ejemplo. Y con la peculiaridad, ignota para bastantes usuarios, que no necesita ser natural, en tanto que el término vegano sólo hace alusión a que no posee ningún ingrediente de procedencia animal ni derivado.

Mejor opción

COSMÉTICA NATURAL CASERA FÁCIL PARA PRINCIPIANTES: Natural y Normal

Mejor relación calidad precio

Recetario Maravilla Maravillosa: Cosmética Natural Casera

Mi recetario de Cosmética Natural Casera

Plantas Medicinales Y Curativas (Atlas Ilustrado)

  • Plantas Medicinales Y Curativas (Atlas Ilustrado)
  • Tapa de calidad
  • Idioma Español
  • Óptimo para leer

Secretos de belleza coreanos para una piel radiante (Zenith Her)

COSMÉTICA NATURAL CASERA FÁCIL PARA PRINCIPIANTES: Natural y Normal

COSMÉTICA NATURAL CASERA FÁCIL PARA PRINCIPIANTES: Natural y Normal

Recetario Maravilla Maravillosa: Cosmética Natural Casera

Recetario Maravilla Maravillosa: Cosmética Natural Casera

Mi recetario de Cosmética Natural Casera

Mi recetario de Cosmética Natural Casera

Plantas Medicinales Y Curativas (Atlas Ilustrado)

Plantas Medicinales Y Curativas (Atlas Ilustrado)

Secretos de belleza coreanos para una piel radiante (Zenith Her)

Secretos de belleza coreanos para una piel radiante (Zenith Her)

Artículos recientes

Curso de cosmética natural en contraste a los cosméticos eco, bio, orgánico y natural

No hay una regulación pública que delimite precisamente cuándo se puede hablar de cosmética ecológica o cosmética natural. Pero sí hay normativas privadas que ordenan este género de artículos y que han sido desarrolladas por entidades expertas en el sector. Por lo general en esas regulaciones privadas hay una base común, una serie de criterios que, más o menos , todos y cada uno de los productores cumplen, ya sea de porcentajes o del tipo de ingredientes que se admiten o se rechazan en cada categoría, “pero en realidad no hay un criterio cien % homogéneo”, aclara Montse Escútia, coordinadora del emprendimiento Ecoestética de la Asociación Vida Sana. Los cosméticos naturales se clasificarán en función del porcentaje de ingredientes ecológicos que contengan, y de que no empleen determinados elementos muy dañinos. Se permite un cierto porcentaje de elementos químicos, pero siempre escogiendo aquellos que son menos dañinos para la salud y el medioambiente. Todos los que son más contaminantes o más dañinos para la salud descalifican para que sean admitidos como naturales. Por servirnos de un ejemplo, los parabenos.

Las materias primas originales de la cosmética natural son la miel, la leche o la cera de abeja, y aceites como el de oliva, de jojoba, de karité, o fundamentales, como el de lavanda. En el caso del aceite de oliva o el de argán se consideran naturales, si bien exista un proceso físico de extracción, en un caso así por presión. Del mismo modo , hay otros elementos , como por servirnos de un ejemplo el ácido hialurónico, que es asimismo proveniente de la naturaleza , si bien su procesamiento posterior sea algo mucho más complejo (se obtiene por biofermentación, con la aparición de microorganismos, los cuales no tienen la posibilidad de ser transgénicos si el producto está certificado como natural). La alimentación, la moda y ahora también la cosmética procuran poco a poco más acaparar el comercio ético y a favor del medioambiente. Y si bien su existencia no es novedosa, aún resulta confusa la utilización de varios términos relacionados con estos tipos de productos. Productos cosméticos biológicos, ecológicos, orgánicos, naturales…¡vaya lío!¿ De qué forma reconocerlos?¿ Hay realmente diferencia en cada uno de estos productos?.

Cosmética orgánica, bio, eco. Estas distintas designaciones nos pueden confundir a la hora de seleccionar un producto, pero teóricamente su base es la misma. Los tres términos orgánico, “bio” o biológico y “eco” o ecológico son sinónimos, y se pueden utilizar de forma indistinta desde la perspectiva de la certificación, aunque en los diccionarios encontremos matices que los diferencian. Tenemos claro que ecológico (eco), biológico (bio) y orgánico, a efectos meramente prácticos, son lo mismo. La diferencia se encuentra en el término natural. Naturalmente, un cosmético ecológico siempre y en todo momento va a ser natural, pero no todos y cada uno de los productos naturales serán ecológicos. Muchos fabricantes utilizan pequeñas cantidades de ingredientes naturales para lograr usar ese término pero no cualifican ni certifican para poder decir que son ecológicos.

Bajo cosmética natural se engloban todos esos productos que utilizan materias primas proveniente de la naturaleza , que han pasado por un proceso de transformación posterior simple , con la mínima intervención de aditivos o transformaciones químicas, y que han empleado únicamente esos procesos que no son perjudiciales para el medioambiente y la salud de las personas , señala Nuria Alonso, responsable de certificación de BioVidaSana. Cabe aclarar que estas reglas en general no las desarrollan las certificadoras, sino asociaciones u otras partes interesadas que colaboran con las certificadoras que, finalmente son las responsables de comprobar el cumplimiento de esa norma y de autorizar, o no, a las empresas a que empleen los indicativos de la misma. Este es la situacion de BioVidaSana, NATRUE, Cosmos y otras normas. Por lo tanto entre las maneras más fiables en el momento de seleccionar estos artículos radica en mirar su certificación.

La Curso de cosmética natural recomendada en esta página tienen probada valía en el mercado tanto por sus características físicas como económicas.

Curso de cosmética natural y cómo saber qué clase de cosmético se compra

Además de que los cosméticos ecológicos estén de moda, hay otros fundamentos de peso que invitan a probarlos. En primer lugar, la cosmética tradicional tiene dentro sustancias químicas, muchas derivadas del petróleo, que son mucho más dañinas para la piel, aparte de contaminar el medio ambiente. Una segunda razón, dicen los especialistas, es que la cosmética ecológica no deja residuos contaminantes en el agua en el momento en que te duchas. Y será igualmente efectiva a nivel de higiene que una convencional.

¿De qué forma tenemos la posibilidad de saber si un producto está verdaderamente certificado? Conociendo los sellos e indicaciones que se utilizan en cada certificación y reconociendo cuáles son las certificaciones fiables. Actualmente, las reglas y certificaciones para la cosmética natural y ecológica son privadas, esto significa que no hay regulaciones oficiales, con lo cual , se proponen una extensa variedad de sellos, y no todos comprometen el mismo rigor, meticulosidad y estudio que necesita la certificación para esta clase de producción.

En la regla BioVidaSana hay 3 categorías. I: artículos ecológicos que contienen mucho más de un 90 % de elementos ecológicos; II: artículos naturales que tienen entre un 89% y un 15% de ingredientes ecológicos (el % ecológico debe indicarse en la etiqueta); III: los productos con menos de un 15 % de elementos ecológicos.

Además de la Curso de cosmética natural, este sitio web dispone de otros productos relacionados con el mundo cosmética vegana. Seguro que serán de tu interés.