Nuestra selección

En esta entrada hemos elegido la mejor Cosmeticos ecos s.a del mercado. En la cosmética eco, a diferencia de la cosmética natural, los elementos naturales que hallemos en su INCI surgen de la agricultura ecológica, donde no se han usado plaguicidas. Aunque las diferentes empresas de certificación tienen sus propias demandas, sí hay algunas características comunes que todas ellas valoran: No incorporan nanopartículas, OMG (organismos editados genéticamente) ni ingredientes irradiados; El porcentaje de ingredientes que procede de agricultura ecológica; No poseen colorantes ni perfumes artificiales ni sustancias derivadas del petróleo; No están testados en animales.

Artículos recientes

Cosmeticos ecos s.a dentro de los cosméticos bio, eco, orgánico y natural

Bajo cosmética natural se abarcan todos esos productos que usan materias primas proveniente de la naturaleza , que han pasado por un proceso de transformación posterior sencillo , con la mínima intervención de aditivos o transformaciones químicas, y que han usado únicamente esos procesos que no son perjudiciales para el medio ambiente y la salud de la gente , indica Nuria Alonso, responsable de certificación de BioVidaSana. Las materias primas originales de la cosmética natural son la miel, la leche o la cera de abeja, y aceites como el de oliva, de jojoba, de karité, o fundamentales, como el de lavanda. Se da la circunstancia de que el aceite de oliva o el de argán se clasifican como naturales, aunque exista un proceso físico de extracción, en este caso por presión. Del mismo modo , hay otros ingredientes , como por poner un ejemplo el ácido hialurónico, que es asimismo de origen natural , aunque su tratamiento posterior sea algo mucho más complejo (se consigue por biofermentación, con la intervención de microorganismos, los cuales no tienen la posibilidad de ser transgénicos si el producto está certificado como natural).

Cosmética orgánica, bio, eco. Estas distintas designaciones nos tienen la posibilidad de confundir en el momento de escoger un producto, pero teóricamente su base es la misma. Los tres términos orgánico, “bio” o biológico y “eco” o ecológico son sinónimos, y se tienen la posibilidad de utilizar indiferentemente desde la perspectiva de la certificación, aunque en los diccionarios hallemos matices que los distinguen. La nutrición, la moda y en este momento asimismo la cosmética procuran cada vez más acaparar el comercio ético y a favor del medio ambiente. Y aunque su vida no es nueva, aún resulta confusa la utilización de varios términos relacionados con estos tipos de productos. Cosméticos biológicos, ecológicos, orgánicos, naturales…¡vaya lío!¿ De qué forma identificarlos?¿ Hay verdaderamente diferencia en todos estos artículos?.

Está claro que ecológico (eco), biológico (bio) y orgánico, a efectos meramente prácticos, son lo mismo. La diferencia está en el término natural. Naturalmente, un cosmético ecológico siempre va a ser natural, pero no todos y cada uno de los productos naturales serán ecológicos. Varios desarrolladores utilizan pequeñas cantidades de ingredientes naturales para poder emplear ese término pero no cualifican ni certifican para poder decir que son ecológicos. Tomemos por ejemplo el coco para mostrar que no es tan fácil conseguir un producto natural. El aceite de coco es un material natural, pero a fin de que se convierta en jabón hay que incorporarle sosa o hidróxico sódico. Sino sería imposible de lograrlo. Por consiguiente, en la cosmética natural, los ingredientes deben ser naturales o derivados de ingredientes naturales y logrados por procesos lo menos agresivos posibles, de manera que en ese derivado de esos ingredientes naturales no haya ningún tipo de resto tóxico contaminante. Ahí está la clave, según corrobora Montse Escútia.

La Cosmeticos ecos s.a recomendada en esta página tienen probada valía en el mercado tanto por sus características físicas como económicas.

Cosmeticos ecos s.a y cómo saber qué tipo de cosmético estoy comprando

Bio, eco, orgánico, natural… en el sector del maquillaje asimismo se cuelan estos términos. Si bien la utilización del adjetivo “natural” suele ser abusivo. Muchas veces sólo significa que el producto incorpora algunos elementos naturales, pero el inconveniente son los ingredientes perjudiciales o potencialmente tóxicos que asimismo puede llevar , como ftalatos que actúan como disruptores hormonales o talco… Muchas empresas que comercializan cosmética ecológica en nuestro país son proyectos de emprendimiento de mujeres, y algunas de áreas despobladas , con lo que se está apoyando una cosmética de calidad, localizada y generadora de trabajo.

¿De qué manera tenemos la posibilidad de comprender si un producto está realmente certificado? Conociendo los sellos e advertencias que se utilizan en cada certificación y reconociendo cuáles son las certificaciones fiables. Hoy día, las reglas y certificaciones para la cosmética natural y ecológica son privadas, esto significa que no hay regulaciones oficiales, con lo que , se ofrecen una extensa variedad de sellos, y no todos implican el mismo rigor, minuciosidad y estudio que requiere la certificación para este tipo de producción. La cosmética natural es apta para todas las personas con las restricciones habituales de las alergias a determinados compuestos. Por servirnos de un ejemplo, el limoneno o el linalol son elementos de ciertos elementos que pueden ocasionar reacciones y por eso es obligatorio explicitarlos en la etiqueta (en toda clase de cosmética, no solo en la natural). Como en toda cosmética, asimismo hay que detallar las reacciones que tienen la posibilidad de ocasionar en colectivos como las mujeres embarazadas o menores.

En la regla BioVidaSana hay tres categorías. I: productos ecológicos que contienen más de un 90 % de elementos ecológicos; II: productos naturales que contienen entre un 89% y un 15% de elementos ecológicos (el porcentaje ecológico debe indicarse en la etiqueta); III: los productos con menos de un 15 % de ingredientes ecológicos. El maquillaje bio o ecológico suprime la mayor parte de los elementos tóxicos y nos garantiza que empleamos un maquillaje mucho más saludable. Aún así hay artículos , como por ejemplo los esmaltes de uñas, que de momento no logran eliminar todos y cada uno de los ingredientes dañinos , por esto se habla de esmaltes “5 free”, “8 free” y sucesivamente , que eliminan los ingredientes más peligrosos, como el formaldehído.

La cosmética natural se puede usar desde la adolescencia para una adecuada limpieza y cuidado cutáneo, mientras que hay otros que van más dirigidos a pieles maduras. Además de esto tienen la posibilidad de ser de gran alivio en las pieles más sensibles y atópicas, algo común en los bebés y pequeños. Es imposible que un cliente conozca los miles de ingredientes que se emplean en ese tipo de cosmética. Lo ideal es buscar artículos certificados por compañías de reconocido prestigio. Otra opción es comprar en tiendas de confianza, donde conoces al productor y te puedes fiar de su método para aconsejarte.

Además de estos Cosmeticos ecos s.a, este sitio web dispone de otros productos relacionados con el mundo cosmética bio. Seguro que serán de tu interés.