Nuestra selección

En esta entrada hemos elegido la mejor Cosmetica muuhlloa del mercado. Cada día son más las mujeres que introducen productos ecológicos en su rutina de belleza. Podemos charlar de “orgánico” si el 95% de sus ingredientes provienen de sistemas certificados. Se consideran orgánicos los artículos cuyas formulaciones utilizan materias primas de origen natural, como grasas vegetales, ceras, extractos vegetales y aceites fundamentales procesados orgánicamente, sin la utilización de aditivos químicos en su preparación.

En la cosmética considerada natural con parte orgánica por lo menos el setenta porciento de las materias primas deben ser de calidad orgánica. En la cosmética orgánica se aúna la exigencia de que por lo menos el 95% de las materias primas tienen que ser elementos orgánicos. Aunque muchas veces la palabra natural se utiliza como sinónimo de orgánico, no todo lo que semeja bio lo es. No debe tener conservantes, colorantes o perfumes sintéticos; ni aceites minerales derivados del petróleo y, por supuesto, no ha de ser testado en animales.

Mejor opción

Skintellectual. Cosmética Al desnudo: La ciencia que hay detrás de los cosméticos (Estilo de vida)

Mejor relación calidad precio

Clementoni Ciencia y Juego-La Bio Cosmética (55381)

Skintellectual. Cosmética Al desnudo: La ciencia que hay detrás de los cosméticos (Estilo de vida)

Skintellectual. Cosmética Al desnudo: La ciencia que hay detrás de los cosméticos (Estilo de vida)

Clementoni Ciencia y Juego-La Bio Cosmética (55381)

Clementoni Ciencia y Juego-La Bio Cosmética (55381)

Artículos recientes

Cosmetica muuhlloa dentro de los cosméticos eco, bio, orgánico y natural

En la cosmética natural, los elementos deben ser naturales u conseguidos por procesos poco agresivos y sin tóxicos.

Lo que por ahora se sabe es que la utilización de distintas denominaciones tienen la posibilidad de confundir mucho más a los consumidores. Por eso muchas empresas utilicen para sacar partido de estas etiquetas en el mundo de la cosmética. Asimismo es verdad que en el campo del precaución del cuerpo y la piel los términos “natural” y “ecológico” no están protegidos por ley como sucede con el término “ecológico” en otras áreas como alimentación, que están sostienes a una reglamentación europea.

Tomemos por poner un ejemplo el coco para mostrar que no es tan fácil conseguir un producto natural. El aceite de coco es un material natural, pero a fin de que se transforme en jabón hay que añadirle sosa o hidróxico sódico. Sino sería imposible de lograrlo. Por lo tanto, en la cosmética natural, los ingredientes tienen que ser naturales o derivados de elementos naturales y logrados por procesos lo menos agresivos posibles, de forma que en ese derivado de esos ingredientes naturales no haya ningún tipo de residuo tóxico contaminante. Ahí está la clave, según corrobora Montse Escútia.

Las materias primas originales de la cosmética natural son la miel, la leche o la cera de abeja, y aceites como el de oliva, de jojoba, de karité, o fundamentales, como el de lavanda. Se da la circunstancia de que el aceite de oliva o el de argán se clasifican como naturales, aunque exista un desarrollo físico de extracción, en este caso por presión. Del mismo modo , hay otros ingredientes , como por poner un ejemplo el ácido hialurónico, que es también proveniente de la naturaleza , aunque su tratamiento posterior sea algo mucho más complejo (se consigue por biofermentación, con la intervención de microorganismos, los cuales no tienen la posibilidad de ser transgénicos si el producto está clasificado como natural).

La Cosmetica muuhlloa recomendada en esta página tienen probada valía en el mercado tanto por sus características físicas como económicas.

Cosmetica muuhlloa y cómo saber qué clase de cosmético se compra

En la norma BioVidaSana hay 3 categorías. I: productos ecológicos que poseen mucho más de un 90 % de elementos ecológicos; II: productos naturales que tienen entre un 89% y un 15% de ingredientes ecológicos (el % ecológico debe indicarse en la etiqueta); III: los productos con menos de un 15 % de elementos ecológicos. Es imposible que un cliente conozca los cientos de elementos que se usan en ese género de cosmética. Lo idóneo es buscar artículos certificados por compañías de reconocido prestigio. Otra alternativa es comprar en tiendas de confianza, donde conoces al productor y te puedes fiar de su criterio para aconsejarte.

¿De qué forma tenemos la posibilidad de saber si un producto está realmente certificado? Conociendo los sellos e advertencias que se usan en todos y cada certificación y reconociendo cuáles son las certificaciones fiables. Hoy día, las reglas y certificaciones para la cosmética natural y ecológica son privadas, esto quiere decir que no hay regulaciones oficiales, con lo que , se proponen una gran variedad de sellos, y no todos implican el mismo rigor, minuciosidad y estudio que necesita la certificación para este tipo de producción. La única forma de poder confiar sin ser un experto en cosmética y sin comprender a los fabricantes del producto –y, en consecuencia , sin entender precisamente de qué manera lo fabrica y qué elementos emplea –, es comprando artículos certificados con sellos reconocidos.

La cosmética natural es apta para todas las personas con las limitaciones habituales de las alergias a determinados compuestos. Por poner un ejemplo, el limoneno o el linalol son componentes de algunos ingredientes que tienen la posibilidad de ocasionar reacciones y por eso es obligación explicitarlos en la etiqueta (en toda clase de cosmética, no solo en la natural). Como en toda cosmética, también hay que especificar las reacciones que tienen la posibilidad de ocasionar en colectivos como las mujeres embarazadas o menores. Un detalle a tener en cuenta es que hoy en día la cosmética es un sector bastante más difícil para certificar que, por ejemplo, la alimentación. Así, el Reglamento Europeo que regula los ingredientes ecológicos unicamente se aplica a la nutrición , es decir no deja garantizar un mineral (si bien en el nuevo reglamento que está en preparación la sal será el primer mineral que se va a poder certificar como ecológico).

Además de que los productos cosméticos ecológicos estén de tendencia, hay otros motivos de peso que invitan a evaluarlos. Primeramente, la cosmética convencional contiene substancias químicas, muchas de ellas derivadas del petróleo, que son mucho más dañinas para la piel, además de contaminar el medioambiente. Una segunda razón, dicen los expertos, es que la cosmética ecológica no deja restos contaminantes en el agua en el momento en que te duchas. Y será igual de efectiva a nivel de higiene que una tradicional. La cosmética natural se puede emplear desde la adolescencia para una correcta limpieza y tratamiento cutáneo, al paso que hay otros que van mucho más orientados a pieles maduras. Además de esto tienen la posibilidad de ser de enorme alivio en las pieles mucho más sensibles y atópicas, algo común en los bebés y pequeños.

Además de la Cosmetica muuhlloa, este sitio web dispone de otros productos relacionados con el mundo cosmética orgánica. Seguro que serán de tu interés.