Nuestra selección

En esta entrada hemos elegido la mejor Congreso Alimentación ecológica del mercado. La alimentación ecológica es aquella basada en elementos que han sido elaborados o cultivados siguiendo un método de producción que integra varios elementos fundamentales: el empleo de procedimientos y técnicas naturales, la preservación del medioambiente, el respeto hacia los animales y la protección de la salud. De ahí el rechazo en el uso de elementos químicos y organismos genéticamente editados o la limitación sobre el uso de aditivos, la meta de fomentar el confort animal y asegurar la biodiversidad evitando la contaminación ambiental.

Mejor opción

Vegetalia, Conserva de ciruela - 110 gr.

  • Alérgenos: No contiene
  • País de origen: España
  • Producto ecológico.
  • Calentar en la sartén o en el horno con unas gotas de aceite durante 3 minutos aproximadamente
Mejor relación calidad precio

Granola de quinoa real con cacao y coco sin gluten BIO - Quinua Real - 250g

  • Puede contener trazas de cacahuetes, frutos de cáscara y sésamo.
  • Certificado sin gluten
  • Producción ecológica
  • Procedente de comercio justo

Vegetalia, Conserva de ciruela - 110 gr.

Vegetalia, Conserva de ciruela - 110 gr.

Granola de quinoa real con cacao y coco sin gluten BIO - Quinua Real - 250g

Granola de quinoa real con cacao y coco sin gluten BIO - Quinua Real - 250g

Artículos recientes

Congreso Alimentación ecológica. Los alimentos eco, origen y elaboración

Se han hecho algunos estudios de comparación entre alimentos comúnes y alimentos orgánicos que, aunque no muestran datos definitivos en cuanto a las diferencias en calidad de utilizar una alimentación ecológica o una común, más allá de la presencia de estas sustancias químicas en el resultado definitivo, sí indican, por poner un ejemplo, que las manzanas y tomates orgánicos tienen más sabor que sus correspondientes cultivados de manera usual. Además de esto, estos estudios muestran que los alimentos orgánicos duran más y padecen menos deterioro debido a los métodos de producción. Todavía hay una secuencia de apreciaciones erradas con respecto a los alimentos ecológicos, en parte debido a la multitud de términos que hacen referencia a diferentes tipos de artículos naturales, que tienen como primordial característica sus procedimientos respetuosos con el medioambiente.

Las prácticas de la alimentación ecológica tienen consecuencias positivas en el medioambiente, ya que se percibe una notable optimización en las condiciones del suelo y el agua, así como una reducción en la contaminación generada durante el proceso. Los alimentos ecológicos en España poseen informaciones en la etiqueta, mientras que cumplan con todas las reglas exigidas por la UE, donde están todas las peculiaridades del producto y de la materia prima con la que se ha elaborado previamente. La definición de alimento ecológico es muy sencilla: son todos aquellos que se han producido de manera natural, eludiendo cualquier uso de componentes químicos (pesticidas, fertilizantes…) que alteren el ecosistema y que mantienen el ciclo natural -sin ningún tipo de perturbación genética- a lo largo del desarrollo. Los términos bio y orgánico se basan en exactamente los mismos principios, y para bastantes no dejan de ser prácticamente sinónimos. En este desarrollo hay que tener en consideración tanto el procedimiento agrícola, como los productos utilizados o el modo perfecto de transporte usado para trasladar los alimentos entre la zona de producción y el punto de venta, siempre intentando encontrar una manera que respete las reglas y sea lo menos contaminante posible.

¿De qué forma se obtienen los víveres ecológicos? (1) Control para asegurar el origen: la característica primordial de la agricultura ecológica es que durante su proceso de producción y elaboración se limita la utilización de ingredientes que no sean de origen agrícola, según con las directrices de la Unión Europea; (2) No se deja la utilización de componentes químicos y se observa el uso de aditivos; (3) Avance de técnicas naturales, aprovechar el conocimiento que poseemos de los ecosistemas para introducir en el cultivo insectos y animales que ayudan a supervisar las plagas. La sociedad actual ha convertido su modelo de nutrición en un tema principal, y esto sumado a una concienciación creciente en relación a la sostenibilidad medioambiental ha transformado a los alimentos ecológicos y naturales en los grandes personajes principales de la cocina moderna. Cada vez es más sencillo conseguir estos productos en tu supermercado o tienda de nutrición de confianza: las etiquetas bio o eco están presentes en cantidad de alimentos de distinta procedencia y conceden un plus en la percepción de calidad de los consumidores.

Lo recomendado en esta página de Congreso Alimentación ecológica tiene probada valía en el mercado tanto por sus características físicas como económicas.

Alimentación bio o cómo cuidarse mejor

En un puesto del mercado de artículos ecológicos se encuentran a menudo hortalizas que no se encuentran en los supermercados: colirrábanos, patatas moradas, tupinambos, ensaladas silvestres… Estos alimentos enriquecen y alegran la dieta. La variedad no es por capricho ni por llamar la atención, sino más bien consecuencia de de qué manera se trabaja en una granja ecológica. En vez de apostar todo a una carta (una planta que ocupe enormes extensiones) se cultiva una variedad de especies y variedades para achicar el riesgo de plagas desastrosas.

El incremento del consumo de alimentos bio en los últimos años responde a la necesidad de cuidarnos. La meta es llevar una vida mucho más sana llevar a cabo ejercicio, optimizar nuestro tiempo y comer mejor pues esa máxima de que somos lo que ingerimos no es un simple eslogan.

Los alimentos biológicos son aquellos que surgen de la agricultura o la ganadería ecológica, es decir, los que se consiguen de una manera respetuosa con el medioambiente. En su generación se respetan los ciclos naturales de desarrollo y se tiene presente el bienestar de las especies. Pero además, escapa de los aditivos, los fertilizantes o los pesticidas y su producción se basa en métodos tradicionales mejorando al máximo los elementos naturales.

Visita la página de alimentación bio para conocer los productos recomendados.

La alimentación orgánica, con el menor coste ambiental y sanitario posible

La meta de la producción ecológica tanto agricultora como ganadera es generar alimentos por medio de técnicas que implican el menor costo ambiental y sanitario viable. Esto quiere decir que la producción repudia el empleo de tóxicos, capacidad la utilización de variedades locales acatando las estaciones, tiende a reducir la dependencia del petróleo y aboga por la estabilidad natural. Los alimentos orgánicos no se pueden conseguir en todos lados, hay establecimientos dedicados, pequeños emprendimientos y ferias comunitarias que los venden. Para poderlos reconocer basta fijarse en que tengan el sello especial de producto orgánico en sus etiquetas y el número de inscripción ante el Servicio oficial que los certifica como tales.

Los alimentos orgánicos: (1) Son ecológica, social y económicamente sustentables; (2) Resultan más puros, sabrosos y aromáticos , recobrando la esencia de los alimentos; (3) Resguardan la salud; (4) Intentan mejorar la calidad de vida de los productores y sus trabajadores, según principios de ética humana; (5) Preservan la biodiversidad, la diversidad de semillas y las condiciones de cultivo para las próximas generaciones Los alimentos orgánicos carecen de residuos de pesticidas y fertilizantes tóxicos, y su sistema de producción protege y respeta los recursos y ciclos de la naturaleza. Como es difícil producirlos pues necesitan entre otras cosas del uso de fertilizantes naturales, de cuidados de los suelos, los animales y la diversidad biológica, de la conservación de recursos hídricos y de una cultura de respeto hacia el trabajo y los trabajadores, por ahora la oferta es poca y el precio mucho más elevado.

Para catalogarlos productos como orgánicos, las certificadoras oficiales valoran las materias primas y los procesos de producción, determinando si cumplen con la normativa. No es novedad que la mayoría de los artículos que se venden en supermercados, almacenes, verdulerías y demás dispensarios de alimentos son generados bajo condiciones artificiales y con utilización de fertilizantes, pesticidas y otras sustancias que pueden ser perjudiciales para el medioambiente y para la salud. Ante la necesidad de una opción saludable y sustentable, los productos orgánicos cobran protagonismo a nivel mundial y están logrando poco a poco más adeptos.

Visita la página de alimentación orgánica para conocer los productos recomendados.

La alimentación sostenible, equilibrada y protegiendo los recursos naturales

Cada vez son más los países que, como Alemania, Brasil o Suecia, tienen dentro la sostenibilidad alimentaria en sus políticas alimenticias y guías educativas para el consumidor, tal y como sugiere la FAO. Estos son, según dicha institución, ciertos de los resultados positivos de una dieta sostenible: Actúa contra el cambio climático; Resguarda los bosques; Optimiza la salud y contribuye a la seguridad alimenticia; Estimula la supervivencia de especies conminadas; Preserva los elementos hídricos.

La agricultura ecológica es una producción agrícola sostenible porque resguarda el medio ambiente y respeta las reglas de protección a los animales. El primordial propósito de la agricultura ecológica es producir alimentos que tengan un alto valor nutritivo y que sean saludables sin comprometer la aptitud de la naturaleza. En concreto, esto significa que tanto el agricultor ecológico como la elaboración ecológica del producto renuncian a muchos medios tolerados y comercializados en los sectores comúnes para el beneficio de la economía, como por ejemplo la utilización de pesticidas.

La industria pesquera debe optar por métodos que cuiden los ecosistemas del mar y favorezcan el uso a gran escala, como la pesca artesanal de bajo impacto. Para esto, los gobiernos tienen que impulsar políticas que garanticen el derecho de estos pescadores y sus comunidades a contemplar sus necesidades alimenticias básicas.

Visita la página de alimentación sostenible para conocer los productos recomendados.

La alimentación vegana, no a los productos de origen animal

Los veganos evitan el consumo de carne animal, derivados de artículos animales y alimentos que poseen ingredientes de procedencia animal. Esto incluye: Pescado y otros animales marinos como todas y cada una de las especies de peces, calamares, mejillones, cangrejos y langostas; Miel y otros productos de las abejas; Carne roja y de ave que viene de animales como la vaca, el cerdo, el caballo, el pollo y el pavo; Lácteos como la leche, el queso, el iogur y la mantequilla; Huevos como los huevos de gallina y el caviar; Elementos de origen animal como la gelatina, la lactosa, el suero de leche, la goma laca, el carmín y los ácidos grasos omega 3 derivados del pescado.

El consumo alto de artículos animales se encuentra dentro de las primordiales causas de las enfermedades más comunes relacionadas con el estilo de vida como la obesidad, la diabetes y las anomalías de la salud cardiovasculares. Una nutrición vegetal diferente y balanceada puede contribuir a reducir el riesgo de desarrollar estas patologías. En un informe sobre estas cuestiones, la Academia de Nutrición y Dietética afirma que una nutrición vegana bien planificada (también la vegetariana) es correcta en cualquier etapa de la vida, así sea a lo largo del embarazo, la infancia, la niñez y la adolescencia.

Visita la página de alimentación vegana para conocer los productos recomendados.

En esta página hemos analizado Congreso Alimentación ecológica. La alimentación ecológica está experimentando un crecimiento constante y empieza a ponerse de moda junto con otros tipos de alimentación también consideradas en este sitio.