Nuestra selección

En esta entrada hemos elegido la mejor Comida ecológica gatos zooplus del mercado. La alimentación ecológica es aquella basada en elementos que has estado elaborados o cultivados siguiendo un procedimiento de producción que integra varios elementos esenciales: el empleo de métodos y técnicas naturales, la preservación del medio ambiente, el respeto hacia los animales y la protección de la salud. De ahí el rechazo en el uso de elementos químicos y organismos genéticamente modificados o la limitación sobre el uso de aditivos, el objetivo de fomentar el confort animal y garantizar la biodiversidad evitando la polución ambiental.

Mejor opción

Purina Gourmet Gold Mousse comida para gatos con Buey 24 x 85 g

  • Tu gato es un verdadero experto y le gusta probar diferentes texturas y sabores cada día
  • Por eso Gourmet Gold ha creado Mousses , sabrosas recetas para mimar su sofisticado paladar con una experiencia diferente de sabor en cada comida
  • Suaves mousses con carnes o pescados preparadas cuidadosamente para ofrecer a tu gato el placer de una delicada y suave sensación
  • Mousses de Gourmet Gold, una extensa gama de sabrosas recetas para diferentes momentos de sabor cada día

Purina Gourmet Gold Mousse comida para gatos con Buey 24 x 85 g

Purina Gourmet Gold Mousse comida para gatos con Buey 24 x 85 g

Artículos recientes

Comida ecológica gatos zooplus. Los alimentos eco, origen y elaboración

La sociedad actual ha convertido su modelo de nutrición en un tema principal, y esto sumado a una concienciación ascendente en relación a la sostenibilidad medioambiental transformó a los alimentos ecológicos y naturales en uno de los grandes personajes principales de la cocina moderna. Cada vez es mucho más sencillo hallar estos productos en tu supermercado o tienda de nutrición de confianza: las etiquetas bio o eco están presentes en un sinfín de alimentos de diferente procedencia y conceden un añadido en la percepción de calidad de los usuarios.

La definición de alimento ecológico es realmente simple: son todos aquellos que se han producido de manera natural, evitando cualquier uso de elementos químicos (pesticidas, fertilizantes…) que alteren el sistema natural y que sostienen el ciclo natural -sin ningún tipo de perturbación genética- durante el crecimiento. Los términos bio y orgánico se basan en exactamente los mismos principios, y para muchos no dejan de ser prácticamente sinónimos. En este proceso hay que tener en consideración tanto el método agrícola, como los productos usados o el modo de transporte usado para mover los alimentos entre la zona de producción y el punto final de venta, siempre y en todo momento intentando encontrar una manera que respete las normas y sea lo menos contaminante viable.

Estas son las especificaciones de los alimentos ecológicos: (1) Tienen mucho más sabor, no poseen aditivos, ni organismos procedentes de plaguicidas, ni hormonas, etc., los cuales influyen de forma negativa en su sabor ; (2) Mejora en los valores alimenticios, la utilización de químicos resta propiedades a los alimentos; (3) Dismuyen el efecto negativo en el cambio climático, eludiendo malas prácticas que ponen en riesgo todo el ecosistema; (4) Controla los restos al producir alimentos en menor medida que la agricultura intensiva; (5) Reducen el uso de plástico pues la utilización de componentes sostenibles en los envases logra una disminución en la proporción de plástico empleado ; (6) Impulsa el desarrollo sostenible al promover ocupaciones en pos del precaución del medioambiente.

Lo recomendado en esta página de Comida ecológica gatos zooplus tiene probada valía en el mercado tanto por sus características físicas como económicas.

Alimentación bio o cómo cuidarse mejor

A efectos prácticos, esto quiere decir que los animales de huertas ecológicas están en semi libertad o independencia para evitar su estrés o que las verduras que llevamos a la mesa están cultivadas siguiendo los estándares habituales. Y eso se aprecia primero en el gusto y, después, en la salud porque estos artículos preservan sus características naturales íntegras. Sin olvidar que los productos ecológicos, que llegaron primero como algo extraño y exótico que solo se encontraban en tiendas muy concretas y el día de hoy están presentes en los supermercados, llevan implícitos un ingrediente ético y respetuoso con el medioambiente a la vez que fomentan la agricultura y la ganadería de cercanía.

La producción de producto de alimentación es responsable del treinta porciento de las emisiones de CO2 a la atmósfera (al transporte se le atribuye la mitad). Este impacto se puede achicar, por el hecho de que unos alimentos causan más emisiones que otros. Además, escoger productos ecológicos reduce el impacto en una tercera parte, pues las granjas bio emiten menos CO2 y fijan mucho más en el suelo y en la vegetación.

Visita la página de alimentación bio para conocer los productos recomendados.

La alimentación orgánica, con el menor coste ambiental y sanitario posible

Los alimentos orgánicos: (1) Son ecológica, popular y económicamente sustentables; (2) Resultan más puros, sabrosos y aromatizados , recobrando la esencia de los alimentos; (3) Protegen la salud; (4) Procuran acrecentar la calidad de vida de los empresarios y sus empleados, según principios de ética humana; (5) Preservan la biodiversidad, las variedades de semillas y las condiciones de cultivo para las generaciones futuras Los alimentos orgánicos no tienen residuos de pesticidas y fertilizantes tóxicos, y su método de producción protege y respeta los elementos y ciclos de la naturaleza. Como es bien difícil producirlos pues requieren entre otras cosas del empleo de fertilizantes naturales, de cuidados de los suelos, los animales y la diversidad biológica, de la conservación de recursos hídricos y de una cultura de respeto hacia el trabajo y los trabajadores, por ahora la oferta es poca y el precio más elevado.

Para catalogarlos artículos como orgánicos, las certificadoras oficiales valoran las materias primas y los procesos de producción, evaluando si cumplen con la normativa vigente. Los alimentos orgánicos no se pueden conseguir en todos lados, hay establecimientos dedicados, pequeños emprendimientos y ferias locales que los venden. Para poderlos reconocer basta fijarse en que tengan el sello especial de producto orgánico en sus etiquetas y el número de inscripción frente al Servicio oficial que los certifica como tales.

Visita la página de alimentación orgánica para conocer los productos recomendados.

La alimentación sostenible, equilibrada y protegiendo los recursos naturales

Cada vez son más los países que, como Alemania, Brasil o Suecia, incluyen la sostenibilidad alimenticia en sus políticas alimentarias y guías educativas para el consumidor, tal y como recomienda la FAO. Estos son, según dicha institución, algunos de los beneficios de una dieta sostenible: Actúa contra el cambio climático; Protege los bosques; Optimiza la salud y contribuye a la seguridad alimenticia; Estimula la supervivencia de especies amenazadas; Conserva los elementos hídricos. Una nutrición sostenible es una alimentación balanceada y variada que además de esto resguarda los recursos naturales. Los alimentos sostenibles son esos que se cultivan y procesan bajo condiciones medioambientales adecuadas sin emplear productos fitosanitarios de origen químico, no se transportan a largas distancias y su fabricación o transformación se hizo economizando energía y sin utilizar aditivos dañinos para la salud.

Las primordiales ventajas de esta agricultura sostenible en relación a los conceptos comúnes de la economía son estas: (1) No usa productos químicos para la remediación y/o prevención de enfermedades en las plantaciones; (2) Respeta las leyes de protección para el trato y manejo de los animales; (3) Los suelos, las plantas y los animales pertenecen a la cadena de vida ecológica; (4) Está totalmente prohibida la aplicación de organismos de ingeniera genética; (5) Están prohibidos los saborizantes, los colorantes y los aromas artificiales, como por servirnos de un ejemplo los antibióticos como aditivo alimenticio y toda clase de substancias químicas que influyan en el desarrollo del animal. La agricultura ecológica es una producción agrícola sostenible porque protege el medio ambiente y respeta las normas de protección a los animales. El principal propósito de la agricultura ecológica es producir alimentos que tengan un prominente valor nutritivo y que sean saludables sin comprometer la aptitud de la naturaleza. Específicamente, esto significa que el agricultor ecológico como la elaboración ecológica del producto renuncian a muchos medios permitidos y comercializados en los ámbitos comúnes para el beneficio de la economía, como por poner un ejemplo la utilización de pesticidas.

En el mercado hay muchos productos que engloban todos los conjuntos alimentarios con la certificación de agricultura sostenible. De esta manera, se pueden conseguir desde verduras y frutas hasta bebidas no alcohólicas y alcohólicas, embutidos, carnes, quesos, leche y sus derivados o dulces y alimentos precocinados y congelados. La industria pesquera debe decantarse por métodos que cuiden los ecosistemas del mar y favorezcan el uso a enorme escala, como la pesca artesanal de bajo efecto. Para esto, los gobiernos deben impulsar políticas que aseguren el derecho de estos pescadores y sus comunidades a contemplar sus pretensiones nutricionales básicas.

Visita la página de alimentación sostenible para conocer los productos recomendados.

La alimentación vegana, no a los productos de origen animal

Independientemente del estilo de nutrición, así sea vegetariano, vegano o no, una buena planificación es esencial para eludir las deficiencias alimenticias. Una nutrición vegana óptima se garantiza al llevar una dieta equilibrada y diferente sin perder de vista los nutrientes escenciales. Además, los nutricionistas recomiendan hacerse un análisis de sangre cada uno o dos años.

Poco a poco más consumidores se cuestionan el consumo de productos de procedencia animal. Esto también se ve reflejado en la creciente demanda de las alternativas vegetales. La leche vegetal, por servirnos de un ejemplo, se ha consumido en distintas culturas desde hace tiempo, pero su popularidad se ha disparado en la última década. Además de esto, las elecciones no atroces como las salchichas o las hamburguesas vegetales mejoran todo el tiempo y es casi imposible distinguirlas de las auténticos.

Los veganos evitan el consumo de carne animal, derivados de modelos animales y alimentos que poseen elementos de origen animal. Esto incluye: Pescado y otros animales marinos como todas las especies de peces, calamares, mejillones, cangrejos y langostas; Miel y otros productos de las abejas; Carne roja y de ave que viene de animales como la vaca, el cerdo, el caballo, el pollo y el pavo; Lácteos como la leche, el queso, el iogur y la mantequilla; Huevos como los huevos de gallina y el caviar; Elementos de origen animal como la gelatina, la lactosa, el suero de leche, la goma laca, el carmín y los ácidos grasos omega 3 derivados del pescado.

Visita la página de alimentación vegana para conocer los productos recomendados.

En esta página hemos analizado Comida ecológica gatos zooplus. La alimentación ecológica está experimentando un crecimiento constante y empieza a ponerse de moda junto con otros tipos de alimentación también consideradas en este sitio.