Derivados principalmente de plantas, los biocombustibles son combustibles que se forman durante la descomposición de la materia biológica. Hay tres formas o estados de la materia: sólido, líquido y gaseoso.

Comparaciones entre biocombustibles y combustibles fósiles

  • La producción orgánica se puede hacer en días, a diferencia de los combustibles fósiles, que pueden tardar un millón de años en desarrollarse.
  • En términos de contaminación, los biocombustibles son comparativamente más seguros.
  • A diferencia de los combustibles fósiles, los bios son fuentes de energía renovable.

Los cuatro tipos de biocombustibles

  • Primera generación: Derivados de grasas vegetales, almidón y azúcar, ejemplos de biocombustibles de primera generación serían: biogás, biodiesel y aceite vegetal. Los combustibles de primera generación también se derivan de grasas animales.
  • Segunda generación: Esencialmente derivados de residuos de biomasa, los biocombustibles de segunda generación son una opción más equilibrada en comparación con la primera generación. Los combustibles de segunda generación están compuestos por varios tipos de alcoholes y diésel generados a partir de la madera.
  • Tercera generación: los biocombustibles ecológicos de tercera generación se obtienen a partir de algas. Las algas se cultivan a gran escala específicamente para crear estos combustibles alternativos. El biocombustible derivado de algas también puede descomponerse fácilmente en el suelo sin dañarlo.
  • Cuarta Generación: se derivan de un método en el que se crían microorganismos para trabajar con dióxido de carbono para generar combustible.

Ventajas y desventajas

Ventajas:

  • Nos ofrecen una alternativa a los combustibles fósiles.
  • Ecológicos, los biocombustibles ayudan a reducir las emisiones de carbono.
  • Pueden ser rentables para los consumidores.

Los inconvenientes:

  • La destrucción de los ecosistemas naturales: la fabricación de biocombustibles requiere hectáreas de tierra agrícola, invadiendo así el hábitat natural de plantas y animales. Además, la producción de combustible a partir de cultivos alimentarios hace que los cultivos no sean dignos del consumo humano. Algunas personas creen que los alimentos destinados al consumo humano deben tener prioridad.
  • La fabricación de biocombustibles requiere acres de tierra agrícola, invadiendo el hábitat natural de plantas y animales.
  • Los biocombustibles reducen las emisiones de monóxido de carbono, pero la contaminación producida por la producción de biocombustibles reduce su eficiencia.

Los tiempos están cambiando y también nuestras necesidades de encontrar fuentes de combustible alternativas renovables, baratas y de combustión más limpia. Un planeta verde es un planeta sano. Encontrar fuentes alternativas de combustible es nuestro futuro.

Fuente: EzineArticles – Categoría: Artículos sobre lo Bio – Sitio web: Comprar Productos Naturales