Nuestra selección

En esta entrada hemos elegido la mejor Bio alimentaria sain del mercado. Los alimentos bio son aquellos que provienen de la ganadería o la agricultura ecológica, es decir, los que se consiguen de una manera totalmente respetuosa con el medio ambiente. En su producción se respetan los ciclos naturales de desarrollo y se considera el confort de las especies. Pero además de esto, huye de los aditivos, los pesticidas o los fertilizantes y su producción se basa en métodos tradicionales mejorando al límite los elementos naturales.

Mejor opción

Le Poids, on s'en balance!: Pour en finir avec la dictature des Régimes. (Collection Manger Bio Vivre Sain) (French Edition)

Mejor relación calidad precio

Bio-Oil Aceite para el Cuidade de la Piel, Fresh, 200 Mililitross

Bio-Oil, Aceite Para el Cuidado de la Piel Seca, Manchas, Estrías, Cicatrices, Tratamiento Corporal y Facial, Fresh, 60 Mi...

Le Poids, on s'en balance!: Pour en finir avec la dictature des Régimes. (Collection Manger Bio Vivre Sain) (French Edition)

Le Poids, on s'en balance!: Pour en finir avec la dictature des Régimes. (Collection Manger Bio Vivre Sain) (French Edition)

Bio-Oil Aceite para el Cuidade de la Piel, Fresh, 200 Mililitross

Bio-Oil Aceite para el Cuidade de la Piel, Fresh, 200 Mililitross

Bio-Oil, Aceite Para el Cuidado de la Piel Seca, Manchas, Estrías, Cicatrices, Tratamiento Corporal y Facial, Fresh, 60 Mi...

Bio-Oil, Aceite Para el Cuidado de la Piel Seca, Manchas, Estrías, Cicatrices, Tratamiento Corporal y Facial, Fresh, 60 Mi...

Artículos recientes

Bio alimentaria sain. Cuidarse con alimentos bio

La alimentación biológica es más ricas en nutrientes: Mucho más vitamina C. Una investigación financiado por la Unión Europea entre 2004 y 2009 midió hasta un 90% más de vitamina C en frutas y hortalizas. En España, un equipo comandado por Lola Raigón, ingeniera agrónoma y catedrática de Edafología y Química Agrícola, encontró en las verduras biológicas una mayor concentración nutritiva: veinticinco porciento mucho más de potasio en lechugas, catorce porciento más de calcio en los tallos de hinojo, dieciséis porciento mucho más de hierro en judías, 20% de más de vitamina C en el zumo de naranja y diez % más en el pimiento verde. Estas cifras se explican por las diferencias en los fertilizantes utilizados, la composición del suelo y la cosecha no prematura.

Los alimentos Bio: (1) Son Naturales cien %, están exentos de productos químicos sintéticos (pesticidas, fertilizantes o antibióticos) y de conservantes, colorantes u otros aditivos sintéticos; (2) Respetan el medioambiente pues, al emplear medios de producción tradicionales y naturales, dismuyen la polución de agua y aire, son mucho menos contaminantes, optimizan los ciclos naturales, benefician la biodiversidad y el ahorro energético; (3) Fomentan la economía sostenible, así sea desde las tiendas de cercanía o desde las grandes superficies al abastecerse de empresas e individuos locales y rurales; (4) Tienen alta definición al están sujetos a estrictos controles de trazabilidad durante toda la cadena alimenticia regulado por la normativa comunitaria .; (y 5) Son sanos, al estar libres de residuos químicos de síntesis y basarse en una producción artesanal preservan sus propiedades naturales: nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes.

El aumento del consumo de alimentos bio en los últimos tiempos responde a la necesidad de cuidarnos. El propósito es mantener una vida mucho más sana llevar a cabo ejercicio, mejorar nuestro tiempo y comer mejor por el hecho de que ese eslogan de que somos lo que ingerimos no es un simple eslogan.

Lo recomendado en esta página de Bio alimentaria sain tiene probada valía en el mercado tanto por sus características físicas como económicas.

Los alimentos eco, origen y elaboración

Todavía hay una sucesión de apreciaciones equivocadas respecto a los alimentos ecológicos, en parte debido a la multitud de términos que se refieren a diferentes tipos de artículos naturales, que tienen como primordial característica sus métodos respetuosos con el medioambiente. Estas son las características de los alimentos ecológicos: (1) Tienen mucho más gusto, no contienen aditivos, ni organismos procedentes de plaguicidas, ni hormonas, etcétera, los que influyen de forma negativa en su gusto ; (2) Mejora en los valores alimenticios, el uso de químicos resta características a los alimentos; (3) Reducen el impacto negativo en el cambio climático, eludiendo malas prácticas que ponen en peligro todo el ecosistema; (4) Controla los restos al producir alimentos en menor medida que la agricultura intensiva; (5) Dismuyen el uso de plástico por el hecho de que la utilización de elementos sostenibles en los envases consigue una disminución en la proporción de plástico empleado ; (6) Impulsa el desarrollo sostenible al fomentar actividades a favor del precaución del medioambiente.

La definición de alimento ecológico es muy sencilla: son todos aquellos que se han producido de forma natural, evitando cualquier empleo de componentes químicos (pesticidas, fertilizantes…) que alteren el ecosistema y que sostienen el período natural -sin ningún tipo de alteración genética- a lo largo del crecimiento. Los términos bio y orgánico se fundamentan en los mismos principios, y para bastantes no dejan de ser prácticamente sinónimos. En este proceso hay que tomar en consideración tanto el método agrícola, como los productos usados o el modo de transporte empleado para mover los alimentos entre la región de producción y el punto final de venta, siempre intentando encontrar una forma que respete las normas y sea lo menos contaminante posible. Se hicieron ciertos estudios de comparación entre alimentos comúnes y alimentos orgánicos que, si bien no detallan datos concluyentes en cuanto a las diferencias en calidad de practicar una nutrición ecológica o una común, más allá de la presencia de estas sustancias químicas en el producto final, sí indican, por ejemplo, que las manzanas y tomates orgánicos tienen más gusto que sus equivalentes cultivados de forma convencional. Además de esto, estos estudios detallan que los alimentos orgánicos duran más y padecen menos deterioro gracias a los métodos de producción.

¿Cómo se consiguen los víveres ecológicos? (1) Control para asegurar el origen: la característica fundamental de la agricultura ecológica es que a lo largo de su desarrollo de producción y elaboración se restringe la utilización de elementos que no sean de origen agrícola, según con las directivas de la Unión Europea; (2) No se permite la utilización de componentes químicos y se observa el uso de aditivos; (3) Desarrollo de técnicas naturales, explotar el saber que poseemos de los ecosistemas para introducir en el cultivo insectos y animales que asisten a supervisar las plagas. La sociedad actual ha convertido su modelo de alimentación en un tema principal, y esto sumado a una concienciación ascendente en relación a la sostenibilidad medioambiental transformó a los alimentos ecológicos y naturales en los enormes personajes principales de la cocina contemporánea. Cada vez es más sencillo conseguir estos productos en tu supermercado o tienda de alimentación de confianza: las etiquetas bio o eco están presentes en un sinfín de alimentos de diferente procedencia y conceden un añadido en la percepción de calidad de los usuarios.

Visita la página de alimentación ecológica para conocer los productos recomendados.

La alimentación orgánica, con el menor coste ambiental y sanitario posible

Los alimentos orgánicos: (1) Son ecológica, popular y económicamente sustentables; (2) Resultan más puros, sabrosos y aromatizados , recobrando la esencia de los alimentos; (3) Resguardan la salud; (4) Intentan acrecentar la calidad de vida de los productores y sus trabajadores, de acuerdo a principios de ética humana; (5) Conservan la biodiversidad, las variedades de semillas y las condiciones de cultivo para las próximas generaciones El objetivo de la producción ecológica tanto agricultora como ganadera es generar alimentos mediante técnicas que comprometen el menor impacto ambiental y sanitario posible. Esto quiere decir que la producción repudia el empleo de tóxicos, capacidad la utilización de variedades locales respetando las estaciones, tiende a achicar la dependencia del petróleo y aboga por el equilibrio natural.

Los alimentos logrados a partir de las técnicas orgánicas (frutas, verduras, lácteos, café, carne, etcétera) son de la mayor calidad al no estar contaminados por productos químicos (pesticidas y fertilizantes) ni por elementos transgénicos y no representan riesgos para la salud humana. Los alimentos orgánicos, tanto naturales como mnipulados, son saludables, libres de tóxicos y su generación se efectúa siempre con la preocupación de resguardar la salud de los consumidores y el medioambiente.

Los alimentos orgánicos no tienen restos de pesticidas y fertilizantes tóxicos, y su sistema de producción protege y respeta los recursos y ciclos de la naturaleza. Como es bien difícil generarlos porque necesitan entre otras cosas del uso de fertilizantes naturales, de cuidados de los suelos, los animales y la variedad biológica, de la conservación de elementos hídricos y de una cultura de respeto hacia el trabajo y los trabajadores, por ahora la oferta es reducida y el precio más alto. No es novedad que la mayoría de los productos que se venden en supermercados, almacenes, verdulerías y demás tiendas de alimentos son generados bajo condiciones artificiales y con utilización de fertilizantes, pesticidas y otras sustancias que pueden ser dañinos para el medioambiente y para la salud. Frente a la necesidad de una alternativa saludable y sustentable, los productos orgánicos cobran importancia a nivel mundial y están consiguiendo poco a poco más seguidores.

Visita la página de alimentación orgánica para conocer los productos recomendados.

La alimentación sostenible, equilibrada y protegiendo los recursos naturales

En el mercado existen muchos productos que engloban todos los conjuntos alimenticios con la certificación de agricultura sostenible. De esta manera, se tiene la posibilidad de hallar desde verduras y frutas hasta bebidas no alcohólicas y alcohólicas, embutidos, carnes, quesos, leche y sus derivados o dulces y alimentos precocinados y congelados.

La agricultura ecológica es una producción agrícola sostenible porque protege el medioambiente y respeta las reglas de protección a los animales. El principal objetivo de la agricultura ecológica es generar alimentos que tengan un alto valor nutritivo y que sean saludables sin poner en una situación comprometedora la aptitud de la naturaleza. Específicamente, esto quiere decir que tanto el agricultor ecológico como la elaboración ecológica del producto renuncian a muchos medios tolerados y comercializados en los sectores convencionales para el beneficio de la economía, como por ejemplo la utilización de pesticidas.

Cada vez son más los países que, como Alemania, Brasil o Suecia, tienen dentro la sostenibilidad alimenticia en sus políticas alimentarias y guías educativas para el consumidor, así como recomienda la FAO. Estos son, según esa institución, ciertos de los resultados positivos de una dieta sostenible: Actúa contra el cambio climático; Resguarda los bosques; Mejora la salud y ayuda a la seguridad alimentaria; Favorece la supervivencia de especies amenazadas; Preserva los recursos hídricos.

Visita la página de alimentación sostenible para conocer los productos recomendados.

La alimentación vegana, no a los productos de origen animal

Los veganos evitan el consumo de carne animal, derivados de artículos animales y alimentos que poseen ingredientes de procedencia animal. Esto incluye: Pescado y otros animales marinos como todas y cada una de las especies de peces, calamares, mejillones, cangrejos y langostas; Miel y otros productos de las abejas; Carne roja y de ave que viene de animales como la vaca, el cerdo, el caballo, el pollo y el pavo; Lácteos como la leche, el queso, el yogur y la mantequilla; Huevos como los huevos de gallina y el caviar; Ingredientes de procedencia animal como la gelatina, la lactosa, el suero de leche, la goma laca, el carmín y los ácidos grasos omega 3 derivados del pescado.

Independientemente del estilo de alimentación, así sea vegetariano, vegano o no, una buena planificación es esencial para evitar las deficiencias nutricionales. Una nutrición vegana óptima se garantiza al llevar una dieta equilibrada y diferente sin perder de vista los nutrientes escenciales. Asimismo, los nutricionistas aconsejan hacerse un análisis de sangre cada uno o un par de años.

Para vivir una vida 100 % vegetal, uno no debe cambiar de la noche a la mañana , solo empezar. Los cambios graduales en la nutrición han de ser lo mucho más fáciles posible. Prueba unas pocas recetas fáciles y mira por qué razón cada vez más personas en el mundo entero desean llevar una vida fundamentada en artículos de origen vegetal. Únete al movimiento mundial plant-based y benefíciate de las varias virtudes de una dieta saludable, clemente y respetuosa con el medio ambiente.

Visita la página de alimentación vegana para conocer los productos recomendados.

En esta página hemos analizado Bio alimentaria sain. La alimentación biológica está experimentando un crecimiento constante y empieza a ponerse de moda.