Nuestra selección

En esta entrada hemos elegido la mejor Beneficios de una alimentación orgánica del mercado. Los alimentos conseguidos desde las técnicas orgánicas (frutas, carne, verduras, café, lácteos, etcétera) son de la mayor calidad al no estar contaminados por productos químicos (pesticidas y fertilizantes) ni por transgénicos y no representan peligros para la salud. Los alimentos orgánicos, tanto naturales como elaborados, son saludables, libres de tóxicos y su producción se efectúa siempre con la preocupación de proteger la salud de los usuarios y el medio ambiente.

Mejor opción

Alimentos Organicos: Beneficios de los alimentos orgánicos

Mejor relación calidad precio

El ayuno intermitente: Gana salud, energía y libertad potenciando los recursos naturales de tu organismo (Nutrición y dietética)

Dieta Cetogénica: El protocolo de una alimentación efectiva

Dime qué comes y te diré qué bacterias tienes

Recetas para vivir con salud (No Ficción)

Alimentos Organicos: Beneficios de los alimentos orgánicos

Alimentos Organicos: Beneficios de los alimentos orgánicos

El ayuno intermitente: Gana salud, energía y libertad potenciando los recursos naturales de tu organismo (Nutrición y dietética)

El ayuno intermitente: Gana salud, energía y libertad potenciando los recursos naturales de tu organismo (Nutrición y dietética)

Dieta Cetogénica: El protocolo de una alimentación efectiva

Dieta Cetogénica: El protocolo de una alimentación efectiva

Dime qué comes y te diré qué bacterias tienes

Dime qué comes y te diré qué bacterias tienes

Recetas para vivir con salud (No Ficción)

Recetas para vivir con salud (No Ficción)

Artículos recientes

Beneficios de una alimentación orgánica tienen el menor coste ambiental y sanitario posible

Los alimentos orgánicos: (1) Son ecológica, social y económicamente sustentables; (2) Resultan más puros, sabrosos y aromatizados , recuperando la esencia de los alimentos; (3) Resguardan la salud; (4) Procuran mejorar la calidad de vida de los empresarios y sus empleados, según principios de ética humana; (5) Preservan la biodiversidad, las variedades de semillas y las condiciones de cultivo para las generaciones futuras

Los alimentos conseguidos a partir de las técnicas orgánicas (frutas, verduras, lácteos, café, carne, etc.) son de la mayor calidad al no ser contaminados por artículos químicos (pesticidas y fertilizantes) ni por elementos transgénicos y no representan riesgos para la salud.

Lo recomendado en esta página de Beneficios de una alimentación orgánica tiene probada valía en el mercado tanto por sus características físicas como económicas.

Los alimentos eco, origen y elaboración

Las prácticas de la alimentación ecológica tienen consecuencias positivas en el medioambiente, en tanto que se siente una notable optimización en las condiciones del suelo y el agua, tal como una reducción en la contaminación generada durante el desarrollo. Los alimentos ecológicos en España contienen especificaciones en la etiqueta, mientras que cumplan con todas las normas exigidas por la Unión Europea, donde están todas las peculiaridades del producto y de la materia prima con la que se ha elaborado previamente.

¿Cómo se consiguen los víveres ecológicos? (1) Control para asegurar el origen: la característica fundamental de la agricultura ecológica es que a lo largo de su desarrollo de producción y elaboración se restringe la utilización de elementos que no sean de origen agrícola, según con las directrices de la Unión Europea; (2) No se permite la utilización de componentes químicos y se observa el uso de aditivos; (3) Desarrollo de técnicas naturales, aprovechar el saber que tenemos de los ecosistemas para ingresar en el cultivo insectos y animales que asisten a controlar las plagas.

La sociedad de hoy convirtió su modelo de nutrición en un tema principal, y esto sumado a una concienciación ascendente con relación a la sostenibilidad medioambiental transformó a los alimentos ecológicos y naturales en los enormes protagonistas de la cocina moderna. Cada vez es mucho más simple conseguir estos artículos en tu supermercado o tienda de alimentación de confianza: las etiquetas bio o eco están presentes en un sinfín de alimentos de distinta procedencia y conceden un añadido en la percepción de calidad de los consumidores.

Visita la página de alimentación eco para conocer los productos recomendados.

Alimentación bio o cómo cuidarse mejor

El aumento del consumo de alimentos bio en los últimos años responde a la necesidad de cuidarnos. El objetivo es llevar una vida mucho más saludable realizar ejercicio, mejorar nuestro tiempo y comer mejor pues ese eslogan de que somos lo que ingerimos no es un simple eslogan. Los alimentos Bio: (1) Son Naturales 100 %, están exentos de artículos químicos sintéticos (pesticidas, fertilizantes o antibióticos) y de conservantes, colorantes u otros aditivos sintéticos; (2) Tienen respeto por el medioambiente por el hecho de que, al emplear medios de producción de siempre y naturales, dismuyen la polución de agua y aire, son mucho menos contaminantes, optimizan los ciclos naturales, favorecen la biodiversidad y el ahorro energético; (3) Promueven la economía sostenible, así sea desde las tiendas de cercanía o desde las grandes superficies al abastecerse de empresas e individuos locales y rurales; (4) Tienen alta calidad al están sujetos a estrictos controles de trazabilidad durante toda la cadena alimentaria establecida por la normativa social .; (y 5) Son sanos, al estar libres de restos químicos de síntesis y basarse en una producción artesanal conservan sus propiedades naturales: nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes.

Los alimentos bio son esos que provienen de la agricultura o la ganadería ecológica, es decir, los que se consiguen de una forma respetuosa con el medio ambiente. En su producción se respetan los ciclos naturales de desarrollo y se tiene presente el confort de las especies. Pero además de esto, escapa de los aditivos, los fertilizantes o los pesticidas y su producción se apoya en métodos tradicionales optimizando al límite los recursos naturales. La alimentación bio es más ricas en nutrientes: Más vitamina C. Una investigación financiado por la Unión Europea entre 2004 y 2009 midió hasta un noventa porciento más de vitamina C en frutas y hortalizas. En España, un equipo comandado por Lola Raigón, ingeniera agrónoma y catedrática de Edafología y Química Agrícola, halló en las verduras biológicas una mayor concentración nutritiva: 25% más de potasio en lechugas, catorce porciento mucho más de calcio en tallos de hinojo, 16% más de hierro en judías, veinte porciento de sobra de vitamina C en el jugo de naranja y diez % mucho más en el pimiento verde. Estas cantidades se explican por las diferencias en los fertilizantes empleados, la composición del suelo y la cosecha no prematura.

A efectos prácticos, esto significa que los animales de granjas ecológicas están en semi independencia o independencia para evitar su estrés o que las verduras que llevamos a la mesa están cultivadas siguiendo los estándares tradicionales. Y eso se nota primero en el sabor y, después, en la salud por el hecho de que estos artículos conservan sus propiedades naturales intactas. Sin olvidar que los productos ecológicos, que llegaron primero como algo extraño y exótico que solo se encontraban en tiendas especializadas y el día de hoy están presentes en los supermercados, llevan implícitos un ingrediente ético y respetuoso con el medio ambiente al mismo tiempo que promueven la agricultura y la ganadería de proximidad. La producción de alimentos es responsable del 30% de las emisiones de Dioxido de Carbono a la atmósfera (al transporte se le asigna la mitad). Este impacto se puede achicar, pues unos alimentos causan mucho más emisiones que otros. Además, elegir productos ecológicos reduce el impacto en una tercera parte, por el hecho de que las huertas bio emiten menos CO2 y fijan más en el suelo y en la vegetación.

Visita la página de alimentación bio para conocer los productos recomendados.

La alimentación sostenible, equilibrada y protegiendo los recursos naturales

La agricultura ecológica es una manera de cultivo responsable con la capacidad de producir alimento suficiente para toda la población minimizando los daños medioambientales. Esta actividad se puede compatibilizar con una ganadería mucho más sostenible, donde los animales se críen de forma respetuosa y sin sufrimiento. Aun así, para lograr la sostenibilidad alimenticia es esencial que reduzcamos el consumo de carne y el desperdicio de alimentos.

La agricultura ecológica es una producción agrícola sostenible pues resguarda el medio ambiente y respeta las reglas de protección a los animales. El principal objetivo de la agricultura ecológica es producir alimentos que tengan un prominente valor nutritivo y que sean saludables sin comprometer la aptitud de la naturaleza. Específicamente, esto significa que tanto el agricultor ecológico como la elaboración ecológica del producto renuncian a varios medios tolerados y comercializados en los sectores convencionales para el beneficio de la economía, como por servirnos de un ejemplo la utilización de pesticidas.

Cada vez son mucho más los países que, como Alemania, Brasil o Suecia, tienen dentro la sostenibilidad alimentaria en sus políticas alimentarias y guías educativas para el consumidor, tal y como sugiere la FAO. Estos son, según esa institución, algunos de los beneficios de una dieta sostenible: Actúa contra el cambio climático; Protege los bosques; Mejora la salud y contribuye a la seguridad alimentaria; Favorece la supervivencia de especies amenazadas; Preserva los elementos hídricos.

Visita la página de alimentación sostenible para conocer los productos recomendados.

La alimentación vegana, no a los productos de origen animal

Para muchos, el veganismo no solo es cuestión de alimentación, sino que se aplica a todos los aspectos de la vida. Un estilo de vida vegano incluye, por servirnos de un ejemplo, evitar la ropa que tenga dentro artículos de procedencia animal como el cuero, la lana o la piel, y cosméticos con artículos de procedencia animal como miel o lanolina o que hayan sido experimentados en animales. Por fortuna, la pluralidad de ropa vegana y cosméticos sin artículos animales también está creciendo y cada vez hay mayor disponibilidad. Los veganos también intentan eludir cualquier forma de explotación o crueldad animal para entretenerse como las visitas a los zoos o los circos.

Los veganos evitan el consumo de carne animal, derivados de productos animales y alimentos que poseen elementos de origen animal. Esto incluye: Pescado y otros animales marinos como todas y cada una de las especies de peces, calamares, mejillones, cangrejos y langostas; Miel y otros productos de las abejas; Carne roja y de ave que viene de animales como la vaca, el cerdo, el caballo, el pollo y el pavo; Lácteos como la leche, el queso, el yogur y la mantequilla; Huevos como los huevos de gallina y el caviar; Ingredientes de procedencia animal como la gelatina, la lactosa, el suero de leche, la goma laca, el carmín y los ácidos grasos omega 3 derivados del pescado.

Una dieta sin productos de origen animal es extremadamente versátil. La transición hacia una nutrición mucho más vegetal abre un mundo de novedosas y emocionantes posibilidades de cocina. Los artículos de procedencia animal se tienen la posibilidad de reemplazar de forma fácil con frutas y verduras, legumbres, granos integrales y cereales, frutos secos y semillas y las opciones veganas a la carne como el tofu, las hamburguesas veganas, el escalope y las salchichas se pueden localizar en multitud de versiones fabricadas , por poner un ejemplo , con soja, seitán y altramuz. También hay opciones veganas para la leche, el yogur y el queso. Estas se elaboran comunmente con soja, frutos secos y cereales.

Visita la página de alimentación vegana para conocer los productos recomendados.

En esta página hemos analizado Beneficios de una alimentación orgánica. La alimentación orgánica está experimentando un crecimiento constante y empieza a ponerse de moda junto con otros tipos de alimentación también consideradas en este sitio.