Nuestra selección

En esta entrada hemos elegido la mejor Alimentación vegana recetas del mercado. Cada vez es más evidente que el consumo de animales es la primordial causa de varios de los inconvenientes mundiales. Puesto que la nutrición vegetal representa una solución específica para resolver estas cuestiones, el modo de vida y una nutrición sin productos de origen animal están tomando impulso velozmente. Una dieta vegetal salva a los animales de una vida de padecimiento, disminuye la huella ecológica a nivel individual y ayuda a un mundo mucho más justo. Al mismo tiempo, llevar una alimentación a base de vegetales asimismo puede contribuir a una dieta mucho más variada y saludable.

Mejor opción

Nutrición veg&sana. Alimentación saludable sin mitos ni carencias (Libros Singulares)

Mejor relación calidad precio

Recetas veganas para peques ¡y No Tan peques!: 8 (Cocina natural)

Cocina saludable en familia: Recetas plant based fáciles y deliciosas (B Plus)

Cocina vegana (Libros Singulares)

Mi familia vegana: Consejos de tu pediatra para una alimentación saludable y equilibrada (No Ficción)

Nutrición veg&sana. Alimentación saludable sin mitos ni carencias (Libros Singulares)

Nutrición veg&sana. Alimentación saludable sin mitos ni carencias (Libros Singulares)

Recetas veganas para peques ¡y No Tan peques!: 8 (Cocina natural)

Recetas veganas para peques ¡y No Tan peques!: 8 (Cocina natural)

Cocina saludable en familia: Recetas plant based fáciles y deliciosas (B Plus)

Cocina saludable en familia: Recetas plant based fáciles y deliciosas (B Plus)

Cocina vegana (Libros Singulares)

Cocina vegana (Libros Singulares)

Mi familia vegana: Consejos de tu pediatra para una alimentación saludable y equilibrada (No Ficción)

Mi familia vegana: Consejos de tu pediatra para una alimentación saludable y equilibrada (No Ficción)

Artículos recientes

Alimentación vegana recetas, no a los productos de origen animal

Durante la historia, el vegetarianismo siempre y en todo momento ha tenido una función, ya sea por causas religiosas, políticas o sociales. El término de vegetarianismo y veganismo se remonta cuando menos 6000 años atrás con los primeros registros de las etnias hindúes, pero, incluso en Europa, hace 2500 años, algunas academias griegas de filosofía ya rechazaron el consumo de carne, huevos y leche por causas éticas mientras que afirmaban que una nutrición exclusivamente vegetal es más saludable. Sin embargo , el término vegano no apareció hasta 1944 y se basa en el principio y el final de la palabra vegetariano (veg-etari-ano), lo cual refleja la idea de que el veganismo empieza a partir del vegetarianismo y lo transporta a una conclusión lógica. El consumo elevado de artículos animales se encuentra dentro de las primordiales causas de las enfermedades más frecuentes relacionadas con el estilo de vida como la obesidad, la diabetes y las patologías cardiovasculares. Una nutrición vegetal variada y equilibrada puede contribuir a achicar el peligro de desarrollar estas enfermedades. En un informe sobre estas cuestiones, la Academia de Nutrición y Dietética afirma que una nutrición vegana bien planificada (también la vegetariana) es apropiada en cualquier etapa de la vida, así sea durante el embarazo, la niñez, la niñez y la adolescencia.

Esos que prefieren experimentar en su cocina en vez de comprar comidas preparadas sin elementos de origen animal cada vez hallan mejores recetas en los libros de cocina y en los blogs. Así sea para los amantes de la cocina gourmet, los entusiastas de la comida rápida o los chefs a los que les agrada probar , la colorida variedad de la cocina a base de vegetales tiene algo para todo el mundo , y, si bien las personas tengan temor de forma frecuente por tener que abandonar sus comidas favoritas , muchos platos habituales pueden ser veganos de manera fácil con pocos cambios. Tal y como señalan numerosos libros de cocina vegana, una alimentación 100 % vegetal asegura puro placer y satisfacción para las papilas gustativas. Cada vez más consumidores se cuestionan el consumo de productos de procedencia animal. Esto asimismo se ve reflejado en la creciente demanda de las alternativas vegetales. La leche vegetal, por ejemplo, se ha consumido en distintas culturas durante siglos, pero su popularidad se ha disparado en la última década. Además, las alternativas no atroces como las salchichas o las hamburguesas vegetales mejoran constantemente y es casi imposible distinguirlas de las originales.

Lo recomendado en esta página de Alimentación vegana recetas tiene probada valía en el mercado tanto por sus características físicas como económicas.

Alimentación sostenible, una alimentación equilibrada y protegiendo los recursos naturales

Cada vez son mucho más los países que, como Alemania, Brasil o Suecia, incluyen la sostenibilidad alimentaria en sus políticas alimenticias y guías educativas para el cliente, tal y como recomienda la FAO. Estos son, según dicha institución, algunos de los resultados positivos de una dieta sostenible: Actúa contra el cambio climático; Protege los bosques; Mejora la salud y ayuda a la seguridad alimentaria; Favorece la supervivencia de especies amenazadas; Preserva los recursos hídricos.

La agricultura ecológica es una producción agrícola sostenible porque resguarda el medioambiente y respeta las reglas de protección a los animales. El primordial objetivo de la agricultura ecológica es producir alimentos que tengan un alto valor nutritivo y que sean saludables sin poner en una situación comprometedora la aptitud de la naturaleza. En concreto, esto quiere decir que el agricultor ecológico como la elaboración ecológica del producto renuncian a muchos medios permitidos y comercializados en los sectores convencionales para el beneficio de la economía, como por ejemplo el uso de pesticidas.

Visita la página de alimentación sostenible para conocer los productos recomendados.

La alimentación orgánica tiene el menor coste ambiental y sanitario posible

Los alimentos orgánicos no tienen restos de pesticidas y fertilizantes tóxicos, y su sistema de producción protege y respeta los recursos y ciclos de la naturaleza. Como es difícil producirlos porque requieren entre otras muchas cosas del uso de fertilizantes naturales, de cuidados de los suelos, los animales y la variedad biológica, de la conservación de recursos hídricos y de una cultura de respeto hacia el trabajo y los trabajadores, por el momento la oferta es poca y el precio mucho más elevado.

Los alimentos orgánicos no se pueden adquirir en todos los lugares, hay establecimientos dedicados, pequeños emprendimientos y ferias comunitarias que los venden. Para reconocerlos basta fijarse en que tengan el sello especial de producto orgánico en sus etiquetas y el número de registro frente al Servicio oficial que los certifica como orgánicos.

Los alimentos obtenidos desde las técnicas orgánicas (frutas, verduras, lácteos, café, carne, etcétera) son de máxima calidad al no ser contaminados por productos químicos (pesticidas y fertilizantes) ni por elementos transgénicos y no representan peligros para la salud humana.

Visita la página de alimentación organica para conocer los productos recomendados.

Los alimentos eco, origen y elaboración

Todavía existen una secuencia de apreciaciones erróneas respecto a los alimentos ecológicos, en parte debido a la multitud de términos que se refieren a distintos géneros de artículos naturales, que tienen como principal característica sus procedimientos respetuosos con el medioambiente. Estas son las características de los alimentos ecológicos: (1) Tienen mucho más gusto, no contienen aditivos, ni organismos procedentes de plaguicidas, ni hormonas, etcétera, los que influyen negativamente en su sabor ; (2) Mejora en los valores alimenticios, la utilización de químicos resta propiedades a los alimentos; (3) Dismuyen el impacto negativo en el cambio climático, evitando malas prácticas que ponen en riesgo todo el ecosistema; (4) Controla los residuos al generar alimentos en menor escala que la agricultura intensiva; (5) Dismuyen la utilización de plástico pues la utilización de componentes sostenibles en los envases consigue una disminución en la cantidad de plástico empleado ; (6) Impulsa el desarrollo sostenible al fomentar actividades en pos del cuidado del medioambiente.

La nutrición ecológica es aquella basada en ingredientes que han sido cultivados o elaborados siguiendo un procedimiento de producción que integra varios elementos fundamentales: el empleo de métodos y técnicas naturales, el respeto hacia los animales, la conservación del medio ambiente y la protección de la salud. De ahí el rechazo en la utilización de componentes químicos y organismos genéticamente editados o la restricción sobre el uso de aditivos, el objetivo de fomentar el confort animal y garantizar la biodiversidad eludiendo la polución ambiental. Se han hecho algunos estudios de comparación entre alimentos convencionales y alimentos orgánicos que, aunque no detallan datos concluyentes en cuanto a las diferencias en calidad de utilizar una alimentación ecológica o una común, más allá de la presencia de estas sustancias químicas en el resultado definitivo, sí indican, por poner un ejemplo, que las manzanas y tomates orgánicos tienen mucho más sabor que sus correspondientes cultivados de forma convencional. Además, estos estudios muestran que los alimentos orgánicos duran más y padecen menos deterioro debido a los métodos de producción.

Las prácticas de la alimentación ecológica tienen consecuencias positivas en el medioambiente, ya que se percibe una notable optimización en las condiciones del suelo y el agua, así como una disminución en la polución generada durante el desarrollo. Los alimentos ecológicos en España contienen informaciones en la etiqueta, siempre y cuando cumplan con todas y cada una de las reglas demandadas por la UE, donde están todas y cada una de las características del producto y de la materia prima con la que se ha elaborado previamente. La sociedad de hoy ha convertido su modelo de nutrición en un tema principal, y esto sumado a una concienciación creciente con relación a la sostenibilidad medioambiental transformó a los alimentos ecológicos y naturales en los enormes protagonistas de la cocina moderna. Cada vez es más simple conseguir estos artículos en tu supermercado o tienda de alimentación de confianza: las etiquetas bio o eco están presentes en cantidad de alimentos de diferente procedencia y conceden un plus en la percepción de calidad de los consumidores.

Visita la página de alimentación eco para conocer los productos recomendados.

Alimentación bio o cómo cuidarse mejor

Los alimentos Bio: (1) Son Naturales cien %, están exentos de artículos químicos sintéticos (pesticidas, fertilizantes o antibióticos) y de conservantes, colorantes u otros aditivos sintéticos; (2) Respetan el medioambiente pues, al utilizar medios de producción tradicionales y naturales, dismuyen la contaminación de agua y aire, son mucho menos contaminantes, optiman los ciclos naturales, benefician la biodiversidad y el ahorro de energia (3) Fomentan la economía sostenible, así sea desde las tiendas de cercanía o desde las grandes superficies al abastecerse de empresas e individuos locales y rurales; (4) Tienen alta definición al están sujetos a estrictos controles de trazabilidad a lo largo de toda la cadena alimenticia regulado por la normativa social .; (y 5) Son sanos, al estar libres de residuos químicos de síntesis y basarse en una producción artesanal preservan sus características naturales: nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes.

La alimentación biológica es más ricas en nutrientes: Más vitamina C. Una investigación financiado por la Unión Europea entre 2004 y 2009 midió hasta un 90% más de vitamina C en frutas y hortalizas. En España, un equipo comandado por Lola Raigón, ingeniera agrónoma y catedrática de Edafología y Química Agrícola, halló en las verduras bio una mayor concentración nutritiva: veinticinco porciento más de potasio en lechugas, catorce porciento mucho más de calcio en tallos de hinojo, dieciséis porciento mucho más de hierro en judías, 20% de más de vitamina C en el jugo de naranja y diez % mucho más en el pimiento verde. Estas cifras se explican por las diferencias en los fertilizantes usados, la composición del suelo y la cosecha no prematura.

A efectos prácticos, esto significa que los animales de huertas ecológicas están en semi independencia o libertad para eludir su estrés o que las verduras que llevamos a la mesa están cultivadas siguiendo los estándares habituales. Y eso se aprecia primero en el sabor y, después, en la salud por el hecho de que estos artículos preservan sus características naturales íntegras. Sin olvidar que los artículos ecológicos, que llegaron primero como algo extraño y exótico que solo estaban en tiendas muy concretas y hoy están presentes en los supermercados, llevan implícitos un componente ético y respetuoso con el medio ambiente al mismo tiempo que fomentan la agricultura y la ganadería de proximidad.

Visita la página de alimentación bio para conocer los productos recomendados.

En esta página hemos analizado Alimentación vegana recetas. El veganismo está experimentando un crecimiento constante y empieza a ponerse de moda junto con otros tipos de alimentación también consideradas en este sitio.