Nuestra selección

En esta entrada hemos elegido la mejor Alimentación sostenible para niños del mercado. Una alimentación sostenible es una alimentación equilibrada y diferente que además resguarda los recursos naturales. Los alimentos sostenibles son aquellos que se procesan y cultivan bajo condiciones medioambientales adecuadas sin emplear artículos fitosanitarios de origen químico, no se transportan a grandes distancias y su fabricación o transformación se ha realizado economizando energía y sin utilizar aditivos perjudiciales para la salud.

Mejor opción

Más vegetales, menos animales: Una alimentación más saludable y sostenible (Clave)

Mejor relación calidad precio

¿Qué comemos?: Misión Planeta (OCIO Y CONOCIMIENTOS - Ocio y conocimientos)

Alimentos Bajo Sospecha: Recetas para una alimentación inteligente (Los panfletos del lince)

  • Alimentos Bajo Sospecha: Recetas Para Una Alimentación Inteligente (Los Panfletos Del Lince)
  • Tapa blanda
  • Español

Chef de caravana: 70 recetas

La casita de madera (COFRE ENCANTADO)

Más vegetales, menos animales: Una alimentación más saludable y sostenible (Clave)

Más vegetales, menos animales: Una alimentación más saludable y sostenible (Clave)

¿Qué comemos?: Misión Planeta (OCIO Y CONOCIMIENTOS - Ocio y conocimientos)

¿Qué comemos?: Misión Planeta (OCIO Y CONOCIMIENTOS - Ocio y conocimientos)

Alimentos Bajo Sospecha: Recetas para una alimentación inteligente (Los panfletos del lince)

Alimentos Bajo Sospecha: Recetas para una alimentación inteligente (Los panfletos del lince)

Chef de caravana: 70 recetas

Chef de caravana: 70 recetas

La casita de madera (COFRE ENCANTADO)

La casita de madera (COFRE ENCANTADO)

Artículos recientes

Alimentación sostenible para niños, una alimentación equilibrada y protegiendo los recursos naturales

La agricultura ecológica es una forma de cultivo responsable capaz de generar alimento bastante para toda la población reduciendo los daños medioambientales. Esta actividad se puede compaginar con una ganadería mucho más sostenible, donde los animales se críen de manera respetuosa y sin sufrimiento. Aun de este modo, para conseguir la sostenibilidad alimenticia es esencial que reduzcamos el consumo de carne y el desperdicio de alimentos.

Las principales virtudes de esta agricultura sostenible respecto a los conceptos comúnes de la economía son las siguientes: (1) No usa productos químicos para la remediación y/o prevención de enfermedades en las plantaciones; (2) Respeta las leyes de protección para el trato y manejo de los animales; (3) Los suelos, las plantas y los animales pertenecen a la cadena de vida ecológica; (4) Está prohibida la aplicación de organismos de ingeniera genética; (5) Están prohibidos los saborizantes, los colorantes y los aromas artificiales, como por servirnos de un ejemplo los antibióticos como aditivo alimenticio y todo tipo de sustancias químicas que influyan en el desarrollo del animal.

Cada vez son mucho más los países que, como Alemania, Brasil o Suecia, tienen dentro la sostenibilidad alimenticia en sus políticas alimenticias y guías educativas para el consumidor, así como recomienda la FAO. Estos son, según esa institución, algunos de los resultados positivos de una dieta sostenible: Actúa contra el cambio climático; Resguarda los bosques; Mejora la salud y contribuye a la seguridad alimentaria; Favorece la supervivencia de especies amenazadas; Conserva los recursos hídricos.

Lo recomendado en esta página de Alimentación sostenible para niños tiene probada valía en el mercado tanto por sus características físicas como económicas.

La alimentación orgánica tiene el menor coste ambiental y sanitario posible

Los alimentos orgánicos: (1) Son ecológica, popular y económicamente sustentables; (2) Resultan mucho más puros, sabrosos y aromáticos , recuperando la esencia de los alimentos; (3) Protegen la salud; (4) Procuran mejorar la calidad de vida de los empresarios y sus empleados, según principios de ética humana; (5) Conservan la biodiversidad, la diversidad de semillas y las condiciones de cultivo para las generaciones futuras El objetivo de la producción ecológica tanto agricultora como ganadera es producir alimentos a través de técnicas que implican el menor impacto ambiental y sanitario posible. Esto significa que la producción repudia el empleo de tóxicos, potencia el uso de variedades locales respetando las estaciones, tiende a reducir la dependencia del petróleo y aboga por la estabilidad natural.

No es novedad que la mayoría de los artículos que se venden en supermercados, almacenes, verdulerías y demás tiendas de alimentos son generados bajo condiciones artificiales y con utilización de fertilizantes, pesticidas y otras substancias que pueden resultar dañinos para el medioambiente y para la salud. Ante la necesidad de una alternativa saludable y sustentable, los productos orgánicos cobran importancia en todo el mundo y están logrando poco a poco más seguidores. Los alimentos orgánicos no tienen restos de pesticidas y fertilizantes tóxicos, y su método de producción protege y respeta los recursos y ciclos de la naturaleza. Como es difícil generarlos pues necesitan entre otras cosas del uso de fertilizantes naturales, de cuidados de los suelos, los animales y la variedad biológica, de la conservación de recursos hídricos y de una cultura de respeto hacia el trabajo y los trabajadores, por el momento la oferta es reducida y el precio mucho más elevado.

Los alimentos orgánicos no se pueden adquirir en todos los lugares, hay comercios especializados, pequeños proyectos y ferias comunitarias que los venden. Para reconocerlos basta fijarse que tengan el sello específico de producto orgánico en su etiquetado y el número de registro frente al Servicio oficial que los certifica como orgánicos. Los alimentos obtenidos desde las técnicas orgánicas (frutas, verduras, lácteos, café, carne, etc.) son de la mayor calidad al no estar contaminados por artículos químicos (pesticidas y fertilizantes) ni por transgénicos y no representan peligros para la salud humana.

Visita la página de alimentación organica para conocer los productos recomendados.

Los alimentos eco, origen y elaboración

Se hicieron algunos estudios comparativos entre alimentos convencionales y alimentos orgánicos que, si bien no muestran datos definitivos en cuanto a las diferencias en calidad de utilizar una nutrición ecológica o una común, más allá de la existencia de estas substancias químicas en el producto final, sí indican, por poner un ejemplo, que las manzanas y tomates orgánicos tienen mucho más sabor que sus correspondientes cultivados de forma convencional. Además de esto, estos estudios muestran que los alimentos orgánicos duran mucho más y sufren menos deterioro debido a los métodos de producción. La definición de alimento ecológico es muy sencilla: son todos aquellos que se han producido de manera natural, evitando cualquier empleo de elementos químicos (pesticidas, fertilizantes…) que alteren el ecosistema y que sostienen el ciclo natural -sin ningún género de perturbación genética- durante el desarrollo. Los términos bio y orgánico se basan en los mismos principios, y para bastantes no dejan de ser prácticamente sinónimos. En este proceso hay que tener en consideración tanto el procedimiento agrícola, como los artículos usados o el modo perfecto de transporte empleado para trasladar los alimentos entre la región de producción y el punto de venta, siempre y en todo momento buscando una manera que respete las normas y sea lo menos contaminante posible.

Todavía existen una secuencia de apreciaciones erróneas respecto a los alimentos ecológicos, en parte debido a la multitud de términos que se refieren a distintos géneros de productos naturales, que tienen como principal característica sus métodos respetuosos con el medioambiente. La sociedad de hoy convirtió su modelo de nutrición en un tema principal, y esto sumado a una concienciación ascendente con relación a la sostenibilidad medioambiental transformó a los alimentos ecológicos y naturales en los enormes personajes principales de la cocina contemporánea. Cada vez es mucho más sencillo conseguir estos artículos en tu autoservicio o tienda de nutrición de confianza: las etiquetas bio o eco están presentes en un sinfín de alimentos de distinta procedencia y conceden un añadido en la percepción de calidad de los consumidores.

Estas son las especificaciones de los alimentos ecológicos: (1) Tienen más sabor, no contienen aditivos, ni organismos que proceden de plaguicidas, ni hormonas, etcétera, los cuales influyen negativamente en su gusto ; (2) Mejora en los valores nutricionales, el uso de químicos resta propiedades a los alimentos; (3) Dismuyen el impacto negativo en el cambio climático, evitando malas prácticas que ponen en riesgo todo el ecosistema; (4) Controla los restos al generar alimentos en menor medida que la agricultura intensiva; (5) Reducen el uso de plástico porque la utilización de elementos sostenibles en los envases logra una disminución en la proporción de plástico usado ; (6) Impulsa el avance sostenible al fomentar actividades a favor del precaución del medioambiente. La alimentación ecológica es aquella basada en ingredientes que fueron cultivados o elaborados siguiendo un procedimiento de producción que integra varios elementos fundamentales: el empleo de procedimientos y técnicas naturales, el respeto hacia los animales, la preservación del medioambiente y la protección de la salud. De ahí el rechazo en el uso de elementos químicos y organismos genéticamente editados o la restricción sobre la utilización de aditivos, el propósito de promover el confort animal y garantizar la biodiversidad evitando la contaminación ambiental.

Visita la página de alimentación eco para conocer los productos recomendados.

Alimentación bio o cómo cuidarse mejor

La producción de producto de alimentación es responsable del 30% de las emisiones de CO2 a la atmósfera (al transporte se le atribuye la mitad). Este impacto se puede reducir, por el hecho de que unos alimentos causan más emisiones que otros. Además, elegir artículos ecológicos disminuye el efecto en una tercera parte, porque las granjas bio emiten menos CO2 y fijan mucho más en el suelo y en la vegetación. Los alimentos bio son esos que surgen de la agricultura o la ganadería ecológica, es decir, los que se obtienen de una manera respetuosa con el medioambiente. En su producción se respetan los ciclos naturales de crecimiento y se tiene presente el confort de las especies. Pero además, huye de los aditivos, los fertilizantes o los pesticidas y su producción se apoya en métodos habituales mejorando al máximo los recursos naturales.

El aumento del consumo de alimentos bio en los últimos tiempos responde a la necesidad de cuidarnos. La meta es llevar una vida mucho más saludable llevar a cabo ejercicio, mejorar nuestro tiempo y comer mejor pues ese eslogan de que somos lo que ingerimos no es un simple eslogan. Los alimentos Bio: (1) Son Naturales 100 %, están exentos de artículos químicos de síntesis (pesticidas, fertilizantes o antibióticos) y de conservantes, colorantes u otros aditivos sintéticos; (2) Tienen respeto por el medioambiente pues, al emplear medios de producción de siempre y naturales, reducen la contaminación de agua y aire, son muchísimo menos contaminantes, optimizan los ciclos naturales, benefician la biodiversidad y el ahorro energético; (3) Promueven la economía sostenible, ya sea desde las tiendas de proximidad o desde las grandes superficies al proveerse de agentes locales y rurales; (4) Tienen alta calidad al están sujetos a rigurosos controles de trazabilidad a lo largo de toda la cadena alimentaria regulado por la normativa social .; (y 5) Son sanos, al estar libres de residuos químicos de síntesis y basarse en una producción artesanal conservan sus propiedades naturales: nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes.

Visita la página de alimentación bio para conocer los productos recomendados.

La alimentación vegana, no a los productos de origen animal

Para vivir una vida cien % vegetal, uno no tiene que mudar de la noche a la mañana , solo iniciar. Los cambios graduales en la nutrición han de ser lo más sencillos posible. Prueba algunas recetas sencillas y descubre por qué razón poco a poco más personas en todo el mundo desean llevar una vida fundamentada en artículos de origen vegetal. Únete al movimiento mundial plant-based y benefíciate de las numerosas ventajas de una dieta saludable, clemente y respetuosa con el clima.

Esos que prefieren probar en su cocina en lugar de comprar comidas preparadas sin ingredientes de procedencia animal cada vez encuentran mejores recetas en los libros de cocina y en los weblogs. Así sea para los amantes de la cocina gourmet, los fans de la comida rápida o los chefs a los que les gusta experimentar , la colorida pluralidad de la cocina a partir de vegetales tiene algo para todos , y, aunque las personas tengan temor a menudo por tener que renunciar a sus comidas favoritas , varios platos tradicionales pueden ser veganos de forma fácil con pocos cambios. Tal y como apuntan varios libros de cocina vegana, una alimentación 100 % vegetal asegura puro exitación y satisfacción para las papilas gustativas.

Para muchos, el veganismo no solo es cuestión de nutrición, sino que se aplica a todos los puntos de la vida. Un modo de vida vegano incluye, por servirnos de un ejemplo, eludir la ropa que contenga productos de origen animal como el cuero, la lana o la piel, y productos cosméticos con artículos de procedencia animal como miel o lanolina o que hayan sido probados en animales. Afortunadamente, la pluralidad de ropa vegana y productos cosméticos sin artículos animales también está creciendo y cada vez hay mayor disponibilidad. Los veganos también procuran evitar cualquier forma de explotación o crueldad animal para entretenerse como las visitas a los zoos o los circos.

Visita la página de alimentación vegana para conocer los productos recomendados.

En esta página hemos analizado Alimentación sostenible para niños. La alimentación sostenible está experimentando un crecimiento constante y empieza a ponerse de moda junto con otros tipos de alimentación también consideradas en este sitio.