Nuestra selección

En esta entrada hemos elegido la mejor Alimentación sostenible en las comunidades y rurales del mercado. Una alimentación sostenible es una nutrición equilibrada y diferente que además de esto protege los elementos naturales. Los alimentos sostenibles son aquellos que se procesan y cultivan bajo condiciones medioambientales correctas sin utilizar artículos fitosanitarios de origen químico, no se llevan a grandes distancias y su fabricación o transformación se ha realizado economizando energía y sin usar aditivos dañinos para la salud.

Mejor opción

La restauración en acción contra la desertificación: Manual de restauración a gran escala para apoyar la resiliencia de las comunidades rurales de la Gran Muralla Verde de África

La restauración en acción contra la desertificación: Manual de restauración a gran escala para apoyar la resiliencia de las comunidades rurales de la Gran Muralla Verde de África

La restauración en acción contra la desertificación: Manual de restauración a gran escala para apoyar la resiliencia de las comunidades rurales de la Gran Muralla Verde de África

Artículos recientes

Alimentación sostenible en las comunidades y rurales, una alimentación equilibrada y protegiendo los recursos naturales

La industria pesquera debe decantarse por métodos que cuiden los ecosistemas marinos y favorezcan el empleo a gran escala, como la pesca artesanal de bajo impacto. Para esto, los gobiernos deben impulsar políticas que aseguren el derecho de estos pescadores y sus comunidades a cubrir sus necesidades nutricionales básicas. Las principales virtudes de esta agricultura sostenible en relación a los conceptos comúnes de la economía son estas: (1) No emplea productos químicos para la remediación y/o prevención de anomalías de la salud en las plantaciones; (2) Respeta las leyes de protección para el trato y manejo de los animales; (3) Los suelos, las plantas y los animales forman parte a la cadena de vida ecológica; (4) Está totalmente prohibida la aplicación de organismos de ingeniera genética; (5) Están prohibidos los saborizantes, los colorantes y los aromas artificiales, como por poner un ejemplo los antibióticos como aditivo alimenticio y toda clase de substancias químicas que influyan en el crecimiento del animal.

La agricultura ecológica es una manera de cultivo responsable con la capacidad de generar alimento suficiente para toda la población minimizando los daños medioambientales. Esta actividad se puede compaginar con una ganadería más sostenible, donde los animales se críen de forma respetuosa y sin padecimiento. Aun de este modo, para lograr la sostenibilidad alimenticia es fundamental que reduzcamos el consumo de carne y el desperdicio de alimentos. Cada vez son más los países que, como Alemania, Brasil o Suecia, tienen dentro la sostenibilidad alimenticia en sus políticas alimenticias y guías educativas para el consumidor, así como sugiere la FAO. Estos son, según dicha institución, ciertos de los resultados positivos de una dieta sostenible: Actúa contra el cambio climático; Protege los bosques; Optimiza la salud y ayuda a la seguridad alimentaria; Favorece la supervivencia de especies conminadas; Conserva los recursos hídricos.

En el mercado hay muchos artículos que abarcan todos los conjuntos alimentarios con la certificación de agricultura sostenible. De este modo, se tiene la posibilidad de conseguir desde verduras y frutas hasta bebidas no alcohólicas y alcohólicas, embutidos, carnes, quesos, leche y sus derivados o dulces y alimentos precocinados y congelados. La agricultura ecológica es una producción agrícola sostenible pues resguarda el medioambiente y respeta las normas de protección a los animales. El primordial objetivo de la agricultura ecológica es generar alimentos que tengan un alto valor nutritivo y que sean saludables sin poner en una situación comprometedora la capacidad de la naturaleza. En concreto, esto significa que el agricultor ecológico como la elaboración ecológica del producto renuncian a varios medios permitidos y comercializados en los sectores convencionales para el beneficio de la economía, como por servirnos de un ejemplo la utilización de pesticidas.

Lo recomendado en esta página de Alimentación sostenible en las comunidades y rurales tiene probada valía en el mercado tanto por sus características físicas como económicas.

La alimentación orgánica tiene el menor coste ambiental y sanitario posible

La meta de la producción ecológica tanto agricultora como ganadera es producir alimentos mediante técnicas que comprometen el menor costo ambiental y sanitario posible. Esto quiere decir que la producción repudia el empleo de tóxicos, capacidad la utilización de variedades locales acatando las estaciones, tiende a achicar la dependencia del petróleo y aboga por la estabilidad natural.

Para catalogarlos artículos como orgánicos, las empresas de certificación oficiales evalúan las materias primas y los procesos de producción, evaluando si cumplen con la normativa vigente.

Visita la página de alimentación organica para conocer los productos recomendados.

Los alimentos eco, origen y elaboración

La sociedad de hoy ha convertido su modelo de alimentación en un tema principal, y esto sumado a una concienciación creciente con relación a la sostenibilidad medioambiental ha transformado a los alimentos ecológicos y naturales en uno de los enormes protagonistas de la cocina moderna. Cada vez es mucho más sencillo hallar estos productos en tu autoservicio o tienda de nutrición de confianza: las etiquetas bio o eco están presentes en un sinfín de alimentos de diferente procedencia y conceden un plus en la percepción de calidad de los usuarios. Todavía hay una serie de consideraciones erróneas con respecto a los alimentos ecológicos, en parte gracias a la multitud de términos que se refieren a distintos géneros de artículos naturales, que tienen como principal característica sus métodos respetuosos con el medioambiente.

Estas son las características de los alimentos ecológicos: (1) Tienen mucho más gusto, no poseen aditivos, ni organismos procedentes de plaguicidas, ni hormonas, etc., los que influyen negativamente en su gusto ; (2) Mejora en los valores alimenticios, la utilización de químicos resta propiedades a los alimentos; (3) Reducen el efecto negativo en el cambio climático, eludiendo malas prácticas que ponen en riesgo todo el ecosistema; (4) Controla los restos al generar alimentos en menor medida que la agricultura intensiva; (5) Dismuyen el uso de plástico por el hecho de que la utilización de componentes sostenibles en los envases consigue una disminución en la proporción de plástico usado ; (6) Impulsa el avance sostenible al fomentar ocupaciones en pos del cuidado del medioambiente. La alimentación ecológica es aquella fundamentada en elementos que han sido cultivados o elaborados siguiendo un procedimiento de producción que integra numerosos elementos esenciales: el empleo de procedimientos y técnicas naturales, el respeto hacia los animales, la preservación del medioambiente y la protección de la salud. De ahí el rechazo en la utilización de elementos químicos y organismos genéticamente editados o la limitación sobre el uso de aditivos, el objetivo de fomentar el confort animal y asegurar la biodiversidad eludiendo la polución ambiental.

Visita la página de alimentación eco para conocer los productos recomendados.

Alimentación bio o cómo cuidarse mejor

La alimentación biológica es mucho más ricas en nutrientes: Mucho más vitamina C. Una investigación respaldado por la Unión Europea entre 2004 y 2009 midió hasta un 90% mucho más de vitamina C en frutas y hortalizas. En España, un equipo comandado por Lola Raigón, ingeniera agrónoma y catedrática de Edafología y Química Agrícola, encontró en las verduras biológicas una mayor concentración nutritiva: 25% mucho más de potasio en lechugas, catorce porciento más de calcio en los tallos de hinojo, dieciséis porciento más de hierro en judías, veinte porciento de más de vitamina C en el zumo de naranja y 10 % mucho más en el pimiento verde. Estas cifras se obtienen por las diferencias en los fertilizantes empleados, la composición del suelo y la cosecha no prematura. Los alimentos bio son esos que surgen de la agricultura o la ganadería ecológica, o sea, los que se obtienen de una forma respetuosa con el medioambiente. En su generación se respetan los ciclos naturales de crecimiento y se tiene presente el bienestar de las especies. Pero además, huye de los aditivos, los fertilizantes o los pesticidas y su producción se basa en métodos tradicionales mejorando al límite los recursos naturales.

El aumento del consumo de alimentos bio en los últimos años responde a la necesidad de cuidarnos. El objetivo es mantener una vida más saludable llevar a cabo ejercicio, mejorar nuestro tiempo y comer mejor por el hecho de que ese eslogan de que somos lo que ingerimos no es un simple eslogan. El consumo de productos biológicos en nuestro país mueve mil quinientos millones de € y su consumo creció un 24,5% en solo un año, según una investigación del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Este país es la novena potencia mundial en producción bioológica y se ubica a la cabeza de Europa con más de un par de millones de hectáreas destinadas a la alimentación bio, pero además de esto el tejido industrial biológico creció el año pasado un 13% hasta sobrepasar las 6.600 compañías. El resultado es que mucho más de 18 millones de hogares españoles adquirieron un producto biológico. Esto es, la alimentación saludable manda.

En un puesto del mercado de productos ecológicos hay de forma frecuente hortalizas que no se ven en los supermercados: colirrábanos, patatas moradas, tupinambos, ensaladas silvestres… Estos productos alimenticios enriquecen y alegran la dieta. La variedad no es por capricho ni por llamar la atención, sino más bien consecuencia de de qué manera se trabaja en una granja ecológica. En lugar de apostarlo todo a una sola carta (una planta que ocupe enormes extensiones) se cultiva una variedad de especies y variedades para reducir el peligro de plagas catastróficas. Los alimentos Bio: (1) Son Naturales 100 %, están exentos de productos químicos de síntesis (pesticidas, fertilizantes o antibióticos) y de conservantes, colorantes u otros aditivos sintéticos; (2) Respetan el medioambiente pues, al emplear medios de producción de siempre y naturales, reducen la polución de agua y aire, son muchísimo menos contaminantes, optiman los ciclos naturales, favorecen la biodiversidad y el ahorro de energia (3) Promueven la economía sostenible, así sea desde las tiendas de proximidad o desde las grandes superficies al proveerse de empresas e individuos locales y rurales; (4) Tienen alta definición al están sujetos a rigurosos controles de trazabilidad a lo largo de toda la cadena alimenticia regulado por la normativa comunitaria .; (y 5) Son sanos, al estar libres de restos químicos de síntesis y fundamentarse en una producción artesanal preservan sus características naturales: nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes.

Visita la página de alimentación bio para conocer los productos recomendados.

La alimentación vegana, no a los productos de origen animal

Cada vez es más evidente que el consumo de animales es la primordial causa de muchos de los inconvenientes mundiales. Ya que la nutrición vegetal supone una solución concreta para solucionar estas cuestiones, el estilo de vida y una alimentación sin artículos de procedencia animal están tomando impulso de manera rápida. Una dieta vegetal salva a los animales de una vida de padecimiento, disminuye la huella ecológica a nivel individual y ayuda a un mundo más justo. Al tiempo, llevar una nutrición a base de vegetales también puede contribuir a una dieta mucho más diferente y saludable.

Durante la historia, el vegetarianismo siempre tuvo una función, así sea por razones religiosas, políticas o sociales. El término de vegetarianismo y veganismo se remonta al menos 6000 años atrás con los primeros registros de las culturas hindúes, pero, incluso en Europa, hace 2500 años, algunas escuelas griegas de filosofía ahora rechazaron el consumo de carne, huevos y leche por causas éticas mientras que afirmaban que una nutrición exclusivamente vegetal es mucho más saludable. Sin embargo , el término vegano no apareció hasta 1944 y se basa en el principio y el final de la palabra vegetariano (veg-etari-ano), lo cual refleja la iniciativa de que el veganismo comienza desde el vegetarianismo y lo lleva a una conclusión lógica.

Visita la página de alimentación vegana para conocer los productos recomendados.

En esta página hemos analizado Alimentación sostenible en las comunidades y rurales. La alimentación sostenible está experimentando un crecimiento constante y empieza a ponerse de moda junto con otros tipos de alimentación también consideradas en este sitio.