Nuestra selección

En esta entrada hemos elegido la mejor Alimentación sana y ecológica del mercado. La nutrición ecológica es aquella basada en elementos que has estado elaborados o cultivados siguiendo un procedimiento de producción que integra varios elementos esenciales: el empleo de métodos y técnicas naturales, la conservación del medio ambiente, el respeto hacia los animales y la protección de la salud. De ahí el rechazo en la utilización de componentes químicos y organismos genéticamente modificados o la limitación sobre el uso de aditivos, el propósito de promover el bienestar animal y asegurar la biodiversidad eludiendo la polución ambiental.

Mejor opción

Alimentación sana para vivir mejor: La biblia detox: las 150 recetas que cuidan tu salud (Alimentación saludable)

Mejor relación calidad precio

PAPILLA 7 CEREALES C/G 400 gr

  • Marca: ALIMENTS VEGETALS

Come comida real: Una guía para transformar tu alimentación y tu salud

Vida Sana

Cocina comida real: Más de 100 recetas para realfooders

Alimentación sana para vivir mejor: La biblia detox: las 150 recetas que cuidan tu salud (Alimentación saludable)

Alimentación sana para vivir mejor: La biblia detox: las 150 recetas que cuidan tu salud (Alimentación saludable)

PAPILLA 7 CEREALES C/G 400 gr

PAPILLA 7 CEREALES C/G 400 gr

Come comida real: Una guía para transformar tu alimentación y tu salud

Come comida real: Una guía para transformar tu alimentación y tu salud

Vida Sana

Vida Sana

Cocina comida real: Más de 100 recetas para realfooders

Cocina comida real: Más de 100 recetas para realfooders

Artículos recientes

Alimentación sana y ecológica. Los alimentos eco, origen y elaboración

Las prácticas de la alimentación ecológica tienen repercusiones positivas en el medioambiente, puesto que se percibe una notable optimización en las condiciones del suelo y el agua, tal como una disminución en la contaminación generada a lo largo del proceso. Los alimentos ecológicos en España poseen especificaciones en la etiqueta, siempre y cuando cumplan con todas las reglas exigidas por la UE, donde se encuentran todas y cada una de las especificaciones del producto y de la materia prima con la que se ha elaborado antes. Todavía hay una serie de apreciaciones erradas con respecto a los alimentos ecológicos, en parte gracias a la multitud de términos que hacen referencia a distintos tipos de productos naturales, que tienen como primordial característica sus métodos respetuosos con el medioambiente.

Se han hecho ciertos estudios de comparación entre alimentos convencionales y alimentos orgánicos que, si bien no detallan datos definitivos en lo que se refiere a las diferencias en calidad de utilizar una nutrición ecológica o una común, más allá de la presencia de estas substancias químicas en el resultado definitivo, sí indican, por ejemplo, que las manzanas y tomates orgánicos tienen más sabor que sus equivalentes cultivados de manera convencional. Además, estos estudios detallan que los alimentos orgánicos duran más y padecen menos deterioro debido a los métodos de producción. ¿De qué manera se obtienen los víveres ecológicos? (1) Control para asegurar el origen: la característica fundamental de la agricultura ecológica es que durante su proceso de producción y elaboración se limita la utilización de ingredientes que no sean de origen agrícola, según con las directivas de la Unión Europea; (2) No se deja el uso de elementos químicos y se observa la utilización de aditivos; (3) Avance de técnicas naturales, aprovechar el saber que poseemos de los ecosistemas para ingresar en el cultivo insectos y animales que asisten a supervisar las plagas.

Lo recomendado en esta página de Alimentación sana y ecológica tiene probada valía en el mercado tanto por sus características físicas como económicas.

Alimentación bio o cómo cuidarse mejor

La producción de alimentos es responsable del treinta porciento de las emisiones de Dioxido de Carbono a la atmósfera (al transporte se le asigna la mitad). Este impacto se puede achicar, pues unos alimentos provocan mucho más emisiones que otros. Además, elegir productos ecológicos reduce el efecto en una tercera parte, porque las huertas bio emiten menos CO2 y fijan más en el suelo y en la vegetación. Los alimentos bio son aquellos que provienen de la agricultura o la ganadería ecológica, esto es, los que se consiguen de una forma respetuosa con el medio ambiente. En su generación se respetan los ciclos naturales de desarrollo y se tiene presente el bienestar de las especies. Pero además, escapa de los aditivos, los fertilizantes o los pesticidas y su producción se apoya en métodos tradicionales optimizando al máximo los elementos naturales.

El incremento del consumo de alimentos bio en los últimos tiempos responde a la necesidad de cuidarnos. El propósito es llevar una vida más saludable realizar ejercicio, optimizar nuestro tiempo y comer mejor por el hecho de que ese eslogan de que somos lo que comemos no es un simple eslogan. El consumo de productos biológicos en nuestro país genera 1.500 millones de euros y su consumo aumentó un 24,5% en solo un año, según una investigación del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente. Este país es la novena potencia mundial en producción bioológica y se sitúa a la cabeza de Europa con más de dos millones de hectáreas dedicadas a la nutrición bio, pero además de esto el tejido industrial biológico creció el año pasado un 13% hasta superar las 6.600 compañías. El resultado es que más de 18 millones de hogares españoles adquirieron un producto biológico. Es decir, la alimentación saludable manda.

Los alimentos Bio: (1) Son Naturales 100 %, están exentos de productos químicos de síntesis (pesticidas, fertilizantes o antibióticos) y de conservantes, colorantes u otros aditivos sintéticos; (2) Tienen respeto por el medioambiente por el hecho de que, al usar medios de producción tradicionales y naturales, dismuyen la contaminación de agua y aire, son mucho menos contaminantes, optiman los ciclos naturales, favorecen la biodiversidad y el ahorro energético; (3) Fomentan la economía sostenible, ya sea desde las tiendas de cercanía o desde las grandes superficies al abastecerse de empresas e individuos locales y rurales; (4) Tienen alta definición al están sujetos a rigurosos controles de trazabilidad durante toda la cadena alimentaria regulado por la normativa comunitaria .; (y 5) Son sanos, al estar libres de restos químicos de síntesis y fundamentarse en una producción artesanal conservan sus propiedades naturales: nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes. En un puesto del mercado de artículos ecológicos hay de forma frecuente hortalizas que no se encuentran en los supermercados: colirrábanos, patatas moradas, tupinambos, ensaladas silvestres… Estos productos alimenticios enriquecen y alegran la dieta. La pluralidad no es por capricho ni por llamar la atención, sino más bien consecuencia de de qué forma se trabaja en una granja ecológica. En vez de apostarlo todo a una sola carta (una planta que ocupe enormes extensiones) se cultiva una diversidad de especies y variedades para achicar el peligro de plagas desastrosas.

Visita la página de alimentación bio para conocer los productos recomendados.

La alimentación orgánica, con el menor coste ambiental y sanitario posible

Los alimentos orgánicos no tienen residuos de pesticidas y fertilizantes tóxicos, y su método de producción resguarda y respeta los recursos y ciclos de la naturaleza. Como es difícil generarlos porque necesitan entre otras muchas cosas del empleo de fertilizantes naturales, de cuidados de los suelos, los animales y la diversidad biológica, de la conservación de elementos hídricos y de una cultura de respeto hacia el trabajo y los trabajadores, por ahora la oferta es reducida y el valor más alto.

Para catalogarlos productos como orgánicos, las empresas de certificación oficiales evalúan las materias primas y los procesos de producción, evaluando si cumplen con la normativa.

Los alimentos orgánicos, tanto naturales como elaborados, son saludables, con ausencia de tóxicos y su producción se efectúa siempre y en todo momento con la preocupación de resguardar la salud de los consumidores y el medio ambiente.

Visita la página de alimentación orgánica para conocer los productos recomendados.

La alimentación sostenible, equilibrada y protegiendo los recursos naturales

En el mercado existen muchos artículos que abarcan todos y cada uno de los grupos alimentarios con la certificación de agricultura sostenible. Así, se pueden localizar desde verduras y frutas hasta bebidas no alcohólicas y alcohólicas, embutidos, carnes, quesos, leche y sus derivados o dulces y alimentos precocinados y congelados.

La agricultura ecológica es una producción agrícola sostenible porque protege el medioambiente y respeta las normas de protección a los animales. El primordial propósito de la agricultura ecológica es producir alimentos que tengan un prominente valor nutritivo y que sean saludables sin poner en una situación comprometedora la aptitud de la naturaleza. Específicamente, esto significa que tanto el agricultor ecológico como la elaboración ecológica del producto renuncian a muchos medios tolerados y comercializados en los ámbitos convencionales para el beneficio de la economía, como por ejemplo el uso de pesticidas.

Una nutrición sostenible es una nutrición equilibrada y diferente que además de esto resguarda los elementos naturales. Los alimentos sostenibles son esos que se cultivan y procesan bajo condiciones medioambientales adecuadas sin emplear artículos fitosanitarios de origen químico, no se llevan a grandes distancias y su fabricación o transformación se ha realizado economizando energía y sin emplear aditivos dañinos para la salud.

Visita la página de alimentación sostenible para conocer los productos recomendados.

La alimentación vegana, no a los productos de origen animal

Cada vez es mucho más evidente que el consumo de animales es la primordial causa de varios de los inconvenientes mundiales. Puesto que la nutrición vegetal supone una solución concreta para solucionar estas cuestiones, el modo de vida y una alimentación sin artículos de procedencia animal están tomando impulso de forma rápida. Una dieta vegetal salva a los animales de una vida de sufrimiento, disminuye la huella ecológica a nivel individual y contribuye a un planeta más justo. Al mismo tiempo, llevar una alimentación a base de vegetales también puede ayudar a una dieta más variada y saludable.

Independientemente del estilo de nutrición, ya sea vegetariano, vegano o no, una aceptable planificación es fundamental para eludir las deficiencias alimenticias. Una nutrición vegana óptima se garantiza al llevar una dieta equilibrada y variada sin perder de vista los nutrientes fundamentales. Asimismo, los nutricionistas recomiendan hacerse un análisis de sangre cada uno o dos años.

Aquellos que eligen experimentar en su cocina en vez de comprar comidas preparadas sin elementos de origen animal cada vez encuentran mejores recetas en los libros de cocina y en los blogs. Ya sea para los fanáticos de la cocina gourmet, los fans de la comida rápida o los chefs a los que les agrada probar , la colorida variedad de la cocina a partir de vegetales tiene algo para todos , y, aunque la gente tengan temor de manera frecuente por tener que renunciar a sus comidas favoritas , varios platos tradicionales pueden ser veganos de forma fácil con escasos cambios. Tal y como señalan varios libros de cocina vegana, una nutrición 100 % vegetal asegura puro exitación y satisfacción para las papilas gustativas.

Visita la página de alimentación vegana para conocer los productos recomendados.

En esta página hemos analizado Alimentación sana y ecológica. La alimentación ecológica está experimentando un crecimiento constante y empieza a ponerse de moda junto con otros tipos de alimentación también consideradas en este sitio.