Nuestra selección

En esta entrada hemos elegido la mejor Alimentación factor clave de salud y sostenibilidad del mercado. Una alimentación sostenible es una alimentación equilibrada y diferente que además de esto resguarda los elementos naturales. Los alimentos sostenibles son esos que se procesan y cultivan bajo condiciones medioambientales correctas sin utilizar artículos fitosanitarios de origen químico, no se transportan a grandes distancias y su fabricación o transformación se ha realizado economizando energía y sin emplear aditivos perjudiciales para la salud.

Mejor opción

Sostenibilidad en interiorismo

Sostenibilidad en interiorismo

Sostenibilidad en interiorismo

Artículos recientes

Alimentación factor clave de salud y sostenibilidad, una alimentación equilibrada y protegiendo los recursos naturales

La agricultura ecológica es una forma de cultivo responsable capaz de generar alimento suficiente para toda la población reduciendo los daños medioambientales. Esta actividad se puede compaginar con una ganadería mucho más sostenible, donde los animales se críen de forma respetuosa y sin sufrimiento. Aun de esta manera, para lograr la sostenibilidad alimentaria es fundamental que reduzcamos la ingestión de carne y el desperdicio de alimentos. Cada vez son más los países que, como Alemania, Brasil o Suecia, tienen dentro la sostenibilidad alimenticia en sus políticas alimenticias y guías educativas para el cliente, así como sugiere la FAO. Estos son, según dicha institución, algunos de los resultados positivos de una dieta sostenible: Actúa contra el cambio climático; Protege los bosques; Optimiza la salud y ayuda a la seguridad alimenticia; Favorece la supervivencia de especies conminadas; Conserva los elementos hídricos.

La industria pesquera debe decantarse por métodos que protejan los ecosistemas del mar y favorezcan el empleo a gran escala, como la pesca artesanal de bajo impacto. Para ello, los gobiernos deben impulsar políticas que aseguren el derecho de estos pescadores y sus comunidades a cubrir sus necesidades nutricionales básicas. Las principales virtudes de esta agricultura sostenible en relación a los conceptos comúnes de la economía son estas: (1) No utiliza productos químicos para la remediación y/o prevención de anomalías de la salud en las plantaciones; (2) Respeta la legislación de protección para el trato y gestión de los animales; (3) Los suelos, las plantas y los animales pertenecen a la cadena de vida ecológica; (4) Está prohibida la aplicación de organismos de ingeniera genética; (5) Están prohibidos los saborizantes, los colorantes y los aromas artificiales, como por ejemplo los antibióticos como aditivo alimenticio y toda clase de substancias químicas que influyan en el crecimiento del animal.

Lo recomendado en esta página de Alimentación factor clave de salud y sostenibilidad tiene probada valía en el mercado tanto por sus características físicas como económicas.

La alimentación orgánica tiene el menor coste ambiental y sanitario posible

No es nuevo que la mayor parte de los productos que se venden en mercados, autoservicios, verdulerías y demás dispensarios de alimentos son generados bajo condiciones artificiales y con utilización de fertilizantes, pesticidas y otras substancias que tienen la posibilidad de resultar perjudiciales para el medioambiente y para la salud. Frente a la necesidad de una alternativa saludable y sustentable, los productos orgánicos cobran protagonismo a nivel mundial y están logrando cada vez más seguidores. Los alimentos orgánicos no se pueden conseguir en todos lados, hay establecimientos dedicados, pequeños proyectos y ferias comunitarias que los venden. Para poderlos reconocer basta fijarse que tengan el sello especial de producto orgánico en su etiquetado y el número de registro ante el Servicio oficial que los certifica como orgánicos.

Los alimentos logrados a partir de las técnicas orgánicas (frutas, verduras, lácteos, café, carne, etc.) son de la mayor calidad al no estar contaminados por artículos químicos (pesticidas y fertilizantes) ni por transgénicos y no representan riesgos para la salud. Para catalogarlos productos como orgánicos, las empresas de certificación oficiales evalúan las materias primas y los procesos de producción, determinando si cumplen con la normativa.

Los alimentos orgánicos, tanto naturales como mnipulados, son saludables, libres de tóxicos y su generación se efectúa siempre y en todo momento con la preocupación de resguardar la salud de los usuarios y el medioambiente. La meta de la producción ecológica tanto agricultora como ganadera es producir alimentos mediante técnicas que comprometen el menor impacto ambiental y sanitario posible. Esto significa que la producción rechaza el empleo de tóxicos, potencia la utilización de variedades locales acatando las estaciones, tiende a reducir la dependencia del petróleo y aboga por el equilibrio natural.

Visita la página de alimentación organica para conocer los productos recomendados.

Los alimentos eco, origen y elaboración

¿Cómo se consiguen los víveres ecológicos? (1) Control para asegurar el origen: la característica primordial de la agricultura ecológica es que a lo largo de su desarrollo de producción y elaboración se restringe la utilización de ingredientes que no sean de origen agrícola, según las directivas de la Unión Europea; (2) No se permite la utilización de componentes químicos y se observa la utilización de aditivos; (3) Desarrollo de técnicas naturales, explotar el conocimiento que disponemos de los ecosistemas para introducir en el cultivo insectos y animales que ayudan a supervisar las plagas. Se hicieron ciertos estudios de comparación entre alimentos convencionales y alimentos orgánicos que, aunque no muestran datos definitivos en lo que se refiere a las diferencias en calidad de practicar una alimentación ecológica o una común, más allá de la existencia de estas substancias químicas en el resultado definitivo, sí indican, por poner un ejemplo, que las manzanas y tomates orgánicos tienen más sabor que sus correspondientes cultivados de forma convencional. Además de esto, estos estudios detallan que los alimentos orgánicos duran más y sufren menos deterioro gracias a los métodos de producción.

Las prácticas de la alimentación ecológica tienen consecuencias positivas en el medioambiente, puesto que se siente una notable optimización en las condiciones del suelo y el agua, tal como una reducción en la contaminación generada a lo largo del proceso. Los alimentos ecológicos en España contienen informaciones en la etiqueta, siempre y cuando cumplan con todas y cada una de las reglas demandadas por la UE, donde se encuentran todas y cada una de las peculiaridades del producto y de la materia prima con la que se ha elaborado antes. La sociedad actual ha convertido su modelo de nutrición en un tema primordial, y esto sumado a una concienciación ascendente en relación a la sostenibilidad medioambiental transformó a los alimentos ecológicos y naturales en los enormes personajes principales de la cocina contemporánea. Cada vez es mucho más simple conseguir estos artículos en tu autoservicio o tienda de alimentación de confianza: las etiquetas bio o eco están presentes en cantidad de alimentos de diferente procedencia y conceden un añadido en la percepción de calidad de los usuarios.

Visita la página de alimentación eco para conocer los productos recomendados.

Alimentación bio o cómo cuidarse mejor

La producción de alimentos es responsable del treinta porciento de las emisiones de CO2 a la atmósfera (al transporte se le atribuye la mitad). Este impacto se puede achicar, por el hecho de que unos alimentos causan mucho más emisiones que otros. Además de esto, seleccionar productos ecológicos reduce el efecto en una tercera parte, por el hecho de que las huertas bio emiten menos CO2 y fijan más en el suelo y en la vegetación. La alimentación bio es más ricas en nutrientes: Mucho más vitamina C. Un estudio respaldado por la Unión Europea entre 2004 y 2009 midió hasta un 90% mucho más de vitamina C en frutas y hortalizas. En España, un equipo comandado por Lola Raigón, ingeniera agrónoma y catedrática de Edafología y Química Agrícola, halló en las verduras bio una mayor concentración nutritiva: 25% mucho más de potasio en lechugas, catorce porciento más de calcio en tallos de hinojo, dieciséis porciento más de hierro en judías, 20% de sobra de vitamina C en el zumo de naranja y diez % mucho más en el pimiento verde. Estas cifras se obtienen por las diferencias en los fertilizantes empleados, la composición del suelo y la cosecha no prematura.

En un puesto del mercado de artículos ecológicos se encuentran de manera frecuente hortalizas que no se ven en los supermercados: colirrábanos, patatas moradas, tupinambos, ensaladas silvestres… Estos productos alimenticios enriquecen y alegran la dieta. La pluralidad no es por capricho ni por llamar la atención, sino más bien consecuencia de cómo se trabaja en una granja ecológica. En lugar de apostar todo a una carta (una planta que ocupe enormes extensiones) se cultiva una diversidad de especies y variedades para reducir el peligro de plagas catastróficas. Los alimentos biológicos son aquellos que provienen de la agricultura o la ganadería ecológica, es decir, los que se obtienen de una forma respetuosa con el medioambiente. En su generación se respetan los ciclos naturales de desarrollo y se tiene en cuenta el bienestar de las especies. Pero además de esto, escapa de los aditivos, los fertilizantes o los pesticidas y su producción se basa en métodos habituales optimizando al máximo los recursos naturales.

Visita la página de alimentación bio para conocer los productos recomendados.

La alimentación vegana, no a los productos de origen animal

El consumo elevado de productos animales pertence a las primordiales causas de las anomalías de la salud más comunes relacionadas con el modo de vida como la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. Una nutrición vegetal variada y equilibrada puede contribuir a achicar el peligro de desarrollar estas patologías. En un informe sobre estas cuestiones, la Academia de Nutrición y Dietética asegura que una alimentación vegana bien planeada (así como vegetariana) es apropiada en cualquier etapa de la vida, así sea durante el embarazo, la infancia, la niñez y la adolescencia.

Esos que eligen experimentar en su cocina en vez de comprar comidas preparadas sin ingredientes de origen animal cada vez encuentran mejores recetas en los libros de cocina y en los weblogs. Ya sea para los fanáticos de la cocina gourmet, los fanes de la comida rápida o los chefs a los que les gusta probar , la colorida pluralidad de la cocina a partir de vegetales tiene algo para todo el mundo , y, aunque la gente tengan temor de forma frecuente por tener que abandonar sus comidas favoritas , varios platos tradicionales tienen la posibilidad de ser veganos fácilmente con pocos cambios. Así como apuntan varios libros de cocina vegana, una alimentación 100 % vegetal promete puro placer y satisfacción para las papilas gustativas.

Visita la página de alimentación vegana para conocer los productos recomendados.

En esta página hemos analizado Alimentación factor clave de salud y sostenibilidad. La alimentación sostenible está experimentando un crecimiento constante y empieza a ponerse de moda junto con otros tipos de alimentación también consideradas en este sitio.